Publicidad
29 Oct 2021 - 2:00 a. m.

Camila Osorio: “Para ser una campeona, hay que salir de la zona de confort”

La tenista cucuteña hizo un balance de su temporada en el circuito profesional WTA, en cuya clasificación mundial ascendió hasta el puesto 53.
Camila Osorio, campeona del US Open Junior en 2019, fue finalista en el reciente WTA 250 de Tenerife (España).
Camila Osorio, campeona del US Open Junior en 2019, fue finalista en el reciente WTA 250 de Tenerife (España).
Foto: Getty Images - Julian Finney

El próximo 22 de diciembre, Camila Osorio cumplirá veinte años. Ya es campeona de un Grand Slam Junior, el US Open 2019, y de un torneo WTA, la Copa Colsánitas, que se disputó en abril en Bogotá. Y recientemente fue finalista en Tenerife (España), desde donde voló hacia su natal Cúcuta para descansar tras una temporada en la que superó sus expectativas. En la ciudad fronteriza, en diálogo con El Espectador, hizo un balance sobre su rendimiento en el circuito femenino más importante del tenis mundial.

¿Qué balance hace de la temporada?

Muy positivo. Ha sido un año excelente, muy bendecido, en el que jugué un tenis de gran nivel. Poco a poco fui agarrando nivel, porque jugar partidos contra todas las grandes me ayudó muchísimo y comencé a agarrar más confianza en mí y en mi tenis. La idea era estar entre las cien mejores del mundo para poder jugar los Grand Slams, pero cuando empieza a pasar todo como que uno no lo cree. Se da todo muy rápido, como a principio de año cuando pasó lo de Bogotá (campeona de la Copa Colsánitas). Seguí avanzando y Dios me dio más de lo que esperaba.

Lea también: Pelé, el miope legendario

En abril dijo que estaba en un proceso de aprender a mejorar todas sus cualidades. ¿Cómo va ese avance?

Siento que he aprendido cosas nuevas que le aportan a mi juego para el nivel en el que estoy compitiendo. Obviamente, tengo que seguir mejorando en absolutamente todo. Hay algo que se hace en este nivel, que es parar la pelota. Antes me quedaba mucho con las variantes, con esperar a ver qué pasaba, y ahora estoy siendo más agresiva y entrando más a la cancha. Y cuando entro a la cancha y domino, puedo ejecutar mejor las variantes, entonces hay cosas que me han funcionado. En este último torneo el saque mejoró mucho, lo cual era algo que venía trabajando. De hecho, en los entrenamientos ya lo venía realizando, pero llegaban los partidos y no lo hacía. Ahora me salió excelente, me quedo con esa sensación. Espero seguir así y para el año entrante perfeccionar lo que venía haciendo.

En dicho torneo le ganó a la ucraniana Elina Svitólina, número seis del mundo. ¿Cuál fue la clave?

Fue increíble, se me dio muy bien. El primer set lo perdí, pero yo no me sentía jugando muy bien. Lo que pasa es que se empezó a oscurecer y no veía bien. Ya al día siguiente me solté y jugué muy bien.

Terminada la temporada, ¿qué le dijo su entrenador, el español Ricardo Sánchez?

Está feliz de lo que pasó. Siempre ha creído en mis condiciones. No deja de estar pendiente de mí y de mi proceso.

Ha dicho antes que su superficie preferida es polvo de ladrillo. Sin embargo, se acaba de convertir en la primera tenista colombiana en la historia en jugar una final en el circuito profesional en cancha dura. ¿Cómo fue el trabajo para lograrlo?

Me encanta la cancha rápida, puedo jugar muy bien en pista dura. Todo está en la cabeza. Eso fue lo que me dije la semana anterior al torneo. Uno tiene que salir de la zona de confort para poder ser una campeona; así que, a pesar de que me gusta jugar mucho en polvo de ladrillo, me gusta también la superficie rápida. Todo es trabajo, adaptación y creer.

(Lev Yashin, el portero que admiraba a un cosmonauta)

¿Por qué decidió no jugar más esta temporada?

En cuartos de final estaba sacando y sentí una molestia en la parte izquierda superior del abdomen. En semifinales, ya le había dicho a mi entrenador que no iba a jugar los siguientes torneos: no quería que me pasara lo mismo que me pasó cuando jugué la gira en Europa, que me costó. Lo que hice en Europa, de jugar lesionada, me costó para la siguiente gira: estaba con dolor, pasaron muchas cosas durante eso y no quiero cometer el mismo error. Tengo que ser funcional y saber que, si hay una molestia, no puedo competir al 100 %, así que decidí parar.

¿Cuáles son los objetivos para la próxima temporada?

Sí me tengo que plantear metas, para alcanzarlas, pero siento que no me debo meter mucha presión con el ranking. Me voy a enfocar en simplemente jugar lo mejor que pueda y en mentalizarme en ganar los torneos. Una cosa va a llevar a la otra: si gano torneos, ascenderé en el ranking.

¿Se ha imaginado el tenis después de que se retire Roger Federer, que es su ídolo y uno de los mejores de la historia?

La verdad, no lo he pensado. Ojalá no llegue ese día.

Aparte de tenis, ¿qué otros deportes le gusta ver?

Read more!

A veces veo peleas viejas de boxeo, me parece chévere. Fútbol ahora solo veo cuando juega la selección, porque el Cúcuta ya no está.

¿A qué va a dedicar estos días en Cúcuta?

A preparar mucho la parte física y mental y seguir perfeccionado mis golpes. A ver series, leer y dormir. Tengo un jet lag increíble. Allá no me dio duro, pero aquí sí. También aprovecharé para compartir con mi familia y cocinar con mi abuelita, que me enseña a preparar tortas de maduro.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.