31 Jul 2021 - 5:53 p. m.

El atletismo, el corazón y la esencia de los Juegos Olímpicos

Un recuento de la historia, las anécdotas, el dominio estadounidense y el protagonismo de los colombianos en las pruebas de atletismo. En Tokio se escribirá más historia.
Usain Bolt ganó ocho medallas de oro olímpicas.
Usain Bolt ganó ocho medallas de oro olímpicas.

¿El deporte organizado más añejo de la historia? El atletismo, al menos eso dicen los libros. Que se remontan a un pentatlón celebrado en Grecia, cuna de los Olímpicos, en el año 776 a.C. Porque esa transición de los Juegos Olímpicos de la antigüedad a los Juegos Olímpicos modernos, fundados por el barón Pierre de Coubertin, trasladó consigo las pruebas de velocidad, los lanzamientos, las pruebas combinadas y los saltos.

Sin embargo, el trasegar de las mujeres en el atletismo no es tan antiguo como se creería, pues apenas desde 1960 se les permite participar en competencias de más de 200 metros planos. La lucha de varias décadas se mantuvo y fue hasta 1984 que hubo luz verde para que pudieran correr maratones.

Lea: Salvio Di Guida: sanador de atletas

El pensamiento de esa época era que las mujeres no tenían la capacidad para hacer los grandes esfuerzos físicos que hacían los hombres. Es por eso que el primer precedente se marcó en 1925 con la inclusión de cinco disciplinas femeninas “no tan exigentes” en las que pudieron participar. Las brechas se han ido rompiendo y en la actualidad hay 24 eventos de hombres y 23 de mujeres en los Olímpicos.

Lea: ¿Zapatillas revolucionarias o dopaje tecnológico?

De hecho, las de Tokio 2020, son las justas con mayor paridad de género de la historia: el 49% de los deportistas son mujeres.

A excepción de la marcha, todas las disciplinas (velocidad, marcha, saltos, lanzamiento y pruebas combinadas) ya existían en la edición de 1920.

El gran emperador del atletismo en los Juegos Olímpicos ha sido Estados Unidos por un amplio margen: en total, contando registros hasta Rio 2016, había ganado 797 medallas repartidas en 334 de oro, 259 de plata y 204 de bronce. Lo sigue la Unión Soviética, que a pesar de su disolución en 1991, está en el segundo puesto con 64 oros, 55 platas y 74 bronces para un total de 193 medallas. En el tercer lugar está Gran Bretaña.

Lea también: Mauricio Ortega, séptimo en lanzamiento de disco

La principal portada del atletismo moderno es Usain Bolt, quien ganó ocho medallas olímpicas. Y en el Campeonato Mundial de Berlín de 2009 recorrió cien metros en nueve segundos y 69 milésimas, lo más rápido que ha corrido un ser humano.

Pasando al plano colombiano, en total, se ha ganado una medalla de oro, una de plata y otra de bronce en el atletismo. La historia empezó con Ximena Restrepo en Barcelona 1992, pues obtuvo la medalla de bronce en los 400 metros planos por detrás de la francesa Marie-José Perec y la ucraniana Olga Bryzgina, quien había obtenido el récord olímpico cuatro años atrás.

Pero la portada principal es Caterine Ibargüen, quien ganó plata en Londres 2012 y oro en Rio 2016. Por casi una década fue la mejor saltadora triple del planeta, un trono que ahora ostenta la venezolana Yulimar Rojas. Si bien en Tokio 2020 no es candidata a quedarse con una medalla, aparece el precedente del pasado Mundial de Atletismo de Doha, cuando en un gran salto se quedó con la medalla de bronce.

Lea: Álvaro Mejía, una vida en movimiento

Anthony Zambrano, en los 400 metros, buscará convertirse en Tokio en el tercer colombiano en ganar una medalla olímpica en atletismo. También se espera protagonismo del equipo en el equipo de 4x400 en relevos, que lidera Zambrano.

¿Dato curioso? Uno de los hechos más inéditos de los Olímpicos lo protagonizó el etíope Abebe Bikila, al ganar el maratón en las justas de Roma 1960. Lo hizo descalzo y estableció récord mundial. Esa fue la primera medalla de oro olímpica que ganó un africano. Bikila corrió sin zapatillas porque los modelos que le ofreció Adidas no lo hacían sentir cómodo.

Comparte: