Publicidad
22 Aug 2021 - 2:00 a. m.

Carlos Daniel Serrano: “El deporte me cambió la vida”

El nadador santandereano es una de las figuras de la delegación colombiana que participará desde el martes en los Juegos Paralímpicos de Tokio. El objetivo del equipo nacional es mejorar su actuación de Río 2016, cuando sumó 17 medallas.
El santandereano Carlos Daniel Serrano es múltiple medallista paralímpico y campeón mundial.  / Citigroup Inc.
El santandereano Carlos Daniel Serrano es múltiple medallista paralímpico y campeón mundial. / Citigroup Inc.
Foto: Cortesía

Carlos Daniel Serrano tiene apenas 23 años, pero ya parece un veterano. Más de una década en el alto rendimiento y decenas de medallas en eventos internacionales lo han convertido en uno de los referentes del deporte paralímpico en Colombia.

Si quiere leer más sobre el deporte colombiano, puede ingresar aquí

En 2012 su papá lo inscribió en unas clases de natación, para que le perdiera el miedo al agua. Lo que no imaginó es que eso les cambiaría la vida, pues un par de sesiones bastaron para que el ojo clínico del técnico Luis Carlos Calderón detectara su enorme talento.

A pesar de que había sido diagnosticado con acondroplasia, que es un trastorno que ocasiona el tipo más común de enanismo, Carlos Daniel era hábil y aprendía con facilidad los fundamentos de los diferentes estilos.

Comenzó a entrenar frecuentemente, pero sin mucha convicción. De hecho, muchas veces lo hacía solo por complacer a su madre, Sandra Zárate, quien sí veía en el deporte una alternativa de vida para su hijo. Pero poco a poco fueron llegando las victorias y los sueños.

Puede leer: Presidente del CPI: “El alcance de estos Juegos Paralímpicos será increíble”

Impuso varios récords nacionales y fue convocado a la selección de Colombia. Explotó en los Juegos Parapanamericanos Juveniles de Buenos Aires, donde se colgó el oro en las cuatro pruebas en las que participó.

En 2015 ya era una figura. Logró el título mundial, con récord incluido, en la prueba de los cien metros pecho del Mundial de Glasgow (Escocia) , y se colgó cinco oros en los Juegos Parapanamericanos de Toronto (Canadá).

Su consagración definitiva llegó en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, donde conquistó una medalla de oro, una de plata y una de bronce.

Y no ha parado de ganar. Siguió cosechando triunfos en campeonatos mundiales y en todos los eventos del ciclo paralímpico. En Tokio 2020 es una de las cartas importantes de la delegación colombiana, integrada por 69 deportistas, que espera mejorar la actuación de hace cinco años en Brasil, cuando logró 17 podios, con dos oros, cinco platas y diez bronces.

Le puede interesar: Jhon Berrio ganó medalla de plata en salto largo del Mundial de Atletismo sub 20

Serrano, quien cumplió 23 años el pasado 17 de agosto, confía en seguir ampliando su impresionante palmarés, ahora motivado por sus hijos, Daniel Matías y Sara Luna, quienes lo apoyarán desde la distancia.

¿Cómo llega a los Paralímpicos de Tokio y con qué expectativas?

La verdad, muy bien. El 27 de agosto tengo la primera de mis cuatro pruebas, que será la de los 200 combinados. Estoy muy ansioso por competir. Me siento muy bien, fuerte. Me preparé con mucho juicio y me siento más maduro y confiado que hace cinco años. Igual eso hay que rectificarlo dentro de la piscina, pero tanto esfuerzo y trabajo le dan a uno la tranquilidad de llegar en un nivel óptimo de rendimiento, a pesar de todas las dificultades que tuvimos que superar en este tiempo de pandemia.

¿Qué tanto afectó el confinamiento su preparación?

Uy, fue duro, muy duro. El 2020 fue un año bastante complicado. Fue pasar de estar en la piscina todos los días a tres o cuatro meses sin tocar el agua. Y se pierde toda la sensibilidad. En octubre volvimos con las mismas ganas y metas para recuperar el tiempo perdido, pero no fue fácil. Por fortuna, tuvimos el apoyo del Comité Paralímpico Colombiano y el Mindeporte, siempre muy pendientes de todos nosotros.

Usted tiene apenas 23 años, pero ya parece todo un veterano. ¿Se siente un referente del deporte paralímpico?

En cierta medida sí. El deporte me cambió la vida. He recorrido un camino importante y he logrado hacer de la natación mi forma de vida. Trato de compartir eso con mis compañeros y motivarlos. Al mismo tiempo, me siento un deportista maduro, con objetivos más claros. Ahora tengo mayor seguridad de mí y de mi trabajo. Mi primera participación en unos Juegos Paralímpicos fue espectacular, con las tres medallas, pero ahora el objetivo es mejorar eso. Haré los 100 y los 50 metros libres, y los 100 y los 50 mariposa. La idea es mejorar los colores. Será una sorpresa.

¿Colombia aspira a ganar cerca de treinta medallas, ¿hay con qué?

Veo a todo el equipo muy fuerte. A mis compañeros nadadores y a los de los demás deportes. Estamos orgullosos de todo el proceso que hemos realizado durante cinco años. Aquí en Tokio nos hemos visto poco, por todos los protocolos que hay por el COVID, pero todos llegaron en gran forma y aspiran a subir muchas veces al podio. Tenemos la mayor delegación de la historia, lo que indica que seguimos creciendo. Además hay nuevos talentos que van a dar de qué hablar.

¿Va a estar en el desfile inaugural, el martes?

No, es un evento muy bonito y emocionante, pero no puedo porque compito tres días después y el desgaste es grande, prefiero enfocarme en la competencia.

¿No le afecta el encierro en la Villa, no poder salir a dar una vuelta por la ciudad?

Por fortuna, ya había venido dos veces a Tokio, así que no es problema para mí estar en la burbuja, ya tenía una idea de lo que era la ciudad y la cultura japonesa. En medio de todo eso, nos sirve para estar concentrados en la competencia, aunque para mucha gente que viene por primera vez sí ha sido triste no poder salir.

Muchas veces se cuestiona el apoyo al deporte en Colombia, ¿a usted cómo le ha ido en ese aspecto?

Pues en ese sentido tengo que ser agradecido, porque siempre he tenido las facilidades para dedicarme a mi deporte. Además de Mindeporte y el Comité Paralímpico, tengo que agradecerles a Citi y a Speedo, marcas que me han acompañado. Su apoyo me ha dado la tranquilidad para entrenar bien, concentrado al ciento por ciento en el deporte y en mi familia; esa es una bendición.

Ya lleva una década en el alto rendimiento, ¿qué metas tiene a futuro?

Todavía no me programo tan a largo plazo. Por ahora me preocupa hacer una buena presentación en Tokio, darla toda para ganar las cuatro medallas que quiero y arrancar el nuevo proceso rumbo a París 2024, cuyo primer paso es el Mundial de Madeira (Portugal), en junio del año entrante.

Alerta por COVID-19 en Tokio

A dos días de la inauguración de los Juegos Paralímpicos, que irán hasta el 5 de septiembre, Japón le hace frente a un nuevo pico de casos de COVID-19. Se registran más de 25.000 nuevo infectados diarios y el número de pacientes graves alcanza cifras récord en el archipiélago, afectado desde junio por una quinta ola de coronavirus.

Le recomendamos: Se detectó el primer caso de covid-19 en la Villa Paralímpica, en Japón

Ante esta delicada situación, los organizadores de los Juegos Paralímpicos les solicitaron a los participantes seguir de manera estricta las medidas sanitarias impuestas. “La situación infecciosa es diferente a la que había antes de los Juegos Olímpicos. Se ha deteriorado”, aceptó Hidemasa Nakamura, uno de los miembros del comité organizador de Tokio 2020.

Los deportistas paralímpicos tienen mayores riesgos de presentar síntomas graves de la enfermedad que los deportistas convencionales, por lo que las restricciones son más severas.

Se canceló el relevo de la antorcha para los últimos días por temor a la propagación del virus y no habrá ingreso de público a los escenarios. Además, el 90 % de las actividades culturales asociadas a las justas han sido canceladas.

Los Juegos Paralímpicos reunirán a unos 4.400 deportistas compitiendo en 22 disciplinas, pero involucran al menos a 8.000 personas en organización, juzgamiento, logística y comunicaciones.

Optimismo colombiano

“Inicialmente el objetivo era superar lo que hicimos en Río 2016, pero después de la pandemia y de tener un año más para preparar los Juegos, les puedo decir que la proyección es obtener 28 medallas y 46 diplomas”, asegura Julio César Ávila, presidente del Comité Paralímpico Colombiano.

El dirigente sabe que son cifras ambiciosas que implicarían que el 70 % de los deportistas se ubiquen entre los primeros ocho de sus respectivas pruebas. Si lo consiguen quedarían con seguridad entre los veinte primeros países en la tabla general. La delegación nacional, que participará en nueve disciplinas, tendrá como abanderados a la lanzadora Érica Castaño y al pesista Francisco Palomeque.

Los Juegos Paralímpicos se disputan desde 1960 y Colombia apareció por primera vez en la edición de 1976, en Toronto (Canadá). El nadador Pedro Mejía, en 1980, en Arnhem (Holanda), logró una medalla de oro y una de bronce. Ese fue el único botín de los deportistas de nuestro país hasta Pekín 2008, cuando Elkin Serna y Moisés Fuentes se subieron al podio. Dos preseas más se lograron en Londres 2012 antes de la 17 de Río de Janeiro.

Los deportistas más galardonados son tres nadadores: Carlos Daniel Serrano, con un oro, una plata y un bronce; Nelson Crispín, con tres platas; y Moisés Fuentes, con una plata y dos bronces.

Recibe alertas desde Google News