Publicidad
24 Jan 2022 - 2:58 p. m.

¿F1 en Barranquilla? Las otras ideas deportivas gigantes que no cumplió Duque

Desde que el Team Sky fuera patrocinado por el gobierno hasta que se celebrara el Mundial de 2030 en el país. Repaso por las propuestas que hicieron tanto ruido como la Fórmula 1 en Barranquilla que al final no se cumplieron.
Thomas Blanco

Thomas Blanco

Periodista
Cada año, Colombia debería invertir $USD 80 millones para hacer la F1 en Barranquilla.
Cada año, Colombia debería invertir $USD 80 millones para hacer la F1 en Barranquilla.
Foto: Archivo

“Anuncio a mis compatriotas que el Mundial de Fútbol de 1986 no se hará en Colombia… no se cumplió la regla de oro, consistente en que el Mundial debería servir a Colombia y no Colombia a la multinacional del Mundial. Aquí tenemos otras cosas que hacer, y no hay siquiera tiempo para atender las extravagancias de la FIFA y sus socios”, fueron las palabras del entonces presidente Belisario Betancur aludiendo a que la prioridad del país era construir escuelas, hospitales y vías, que al final de cuentas, en su mayoría, tampoco se construyeron. Y cerró su discurso diciendo que el Nobel de Literatura conseguido por Gabriel García Márquez unos días atrás era una hazaña mucho más importante que la celebración de una Copa del Mundo.

Y esa ha sido la tendencia del país con los grandes eventos deportivos, con una Copa América de 2001 a la que Argentina renunció por la dura situación social y política que vivía el país. La gran excepción fue el Mundial sub 20 de 2011 que, aunque no reunió grandes multitudes, fue un gran precedente que marcó que el país sí era capaz de conducir eventos de gran magnitud.

Sin embargo, el gobierno de Iván Duque se ha caracterizado, desde sus inicios, por sus propuestas de gran calibre con respecto al deporte, para muchos irrealizables.

Mire: Lo mejor de la selección de Colombia está en El Espectador

El Team Sky colombiano...

El 11 de febrero de 2019, mientras se realizaba la segunda edición del Tour Colombia -carrera que tampoco se podrá realizar este año por falta de recursos- se confirmó que Dave Brailsford, cabeza del Team Sky, se reunió en la Casa de Nariño con el presidente Iván Duque, el ministro del Deporte Ernesto Lucena y Rigoberto Urán. ¿La razón? El operador satelital no patrocinaría más al equipo más importante y con mejor presupuesto del planeta. El gobierno colombiano quería tomar ese asiento...

“La financiación, sin embargo, es el tema más complejo, el que les preocupa a todos. Porque se trata del equipo con mayor presupuesto del planeta. El monto más significativo corresponde a los salarios de Chris Froome y Geraint Thomas. El proyecto podría costar alrededor de US$30 millones al año, que con la unión de tres o cuatro empresas multinacionales creemos que puede ser viable. El análisis de mercado que hizo el Sky muestra la retribución que tendrían las marcas que inviertan”, le indicó Ernesto Lucena por esos días a este diario.

Al final, como se esperaba, Ineos, una multinacional química con sede principal en Londres (Inglaterra), cuyo presidente, y máximo accionista es el multimillonario Jim Ratcliffe, tomó el lugar. La escuadra siguió siendo británica y cuenta con un presupuesto igual de abultado.

Colombia, sede del Mundial de 2030

El 14 de septiembre de 2019, con una parafernalia similar a la de su propuesta del pasado sábado con la Fórmula 1 en Barranquilla, también desde esa ciudad, anunció que Colombia iba a formalizar su candidatura para ser la sede del Mundial de 2030 en conjunto con Perú y Ecuador.

“Le he dado la instrucción al doctor Ernesto Lucena (ministro de Deporte) para que con la ministra de deportes en Ecuador y sus homólogos en el Perú, formalicemos esa solicitud, para que Colombia, con los países andinos, hagamos esa propuesta y ser sedes del mundial del 2030″. Eso sí, reconoció que no iba a “ser una competencia fácil”.

La sede del Mundial 2030 se elegirá en 2023, meses después del Mundial de Catar. Pero es un secreto a voces que el torneo sí se celebrará en Suramérica, pero en Uruguay y Argentina. Todo como conmemoración del centenario del primer mundial de fútbol, que se que se llevó a cabo en Montevideo. Las propuestas de China y España también tienen fuerza.

No obstante, el gobierno colombiano dejó enfriar el tema y no volvió a comunicar acerca de los trámites para la postulación oficial del país. “Dentro del plan de trabajo, sigue la reunión entre los tres ministros de los tres países, así como con la Fifa y la Conmebol para presentar de manera oficial la candidatura de estas tres naciones que proponen una alianza andina y que competirían directamente con Inglaterra”, decía una nota del Ministerio del Deporte, publicada el 14 de septiembre de ese año.

Mundial Femenino de 2023

Una de las grandes decepciones de la administración Duque llegó el 26 de junio de 2020: Colombia tenía serias intenciones de organizar el Mundial Femenino de fútbol en 2023. Tras una gran campaña del gobierno y futbolistas, el país fue el peor evaluado de los cuatro candidatos por los oficiales de la FIFA.

Read more!

La calificación final fue de apenas 2,8 sobre 5,0, frente a los 4,1 puntos que logró la sede elegida: Nueva Zelanda y Australia. ¿Las razones?

Muy pocos estadios cumplían con el aforo de los 30.000 espectadores para la primera fase y ninguno contaba con la capacidad para la final (55.000 personas). Y ningún estadio ni siquiera llegó a la calificación de 3 sobre 5.

La FIFA indicó además que Colombia “no presentó las garantías gubernamentales en materia de seguridad” y que tampoco ofreció garantías sanitarias en términos de salud, servicios médicos y control de dopaje. Todo eso sumado al poco interés comercial que había en el país.

Lea: Colombia 1986, el sueño de un futbolero loco

Sin embargo, meses después, Colombia fue elegida para albergar la sede de la Copa América Femenina, que se disputará en julio de este año.

La Copa América 2021 que se canceló...

A nivel deportivo, el golpe más fuerte del gobierno: la forzada cancelación a última hora de la Copa América que iba a organizar Colombia debido a los problemas de orden público que aquejaron al país.

Iván Duque, en medio de los estruendos de violencia que se escuchaban en las afueras de los estadios en los partidos de Copa Libertadores, nunca quiso desistir de la organización del torneo.

Cuando a nivel internacional se hacía eco de todo lo que ocurría en el país, la Conmebol solicitó reuniones para considerar la candidatura. La ratificaron una y otra vez, hasta el punto que ya no hubo respaldo. Y la forma indirecta de renunciar fue pedir que se pospusiera el evento para diciembre, cuando faltaban un poco más de dos semanas para que comenzara. Al final, el torneo de selecciones más añejo del mundo se celebró en Brasil, también con varios problemas de descontento popular y sanitarios.

En ese momento se especuló con la renuncia de Ernesto Lucena al Ministerio del Deporte, hecho que ocurrió apenas unos meses después.

¿Fórmula 1 en Barranquilla?

Al país le tomó por sorpresa la propuesta del pasado sábado del presidente Iván Duque y el alcalde Jaime Pumarejo de crear un Gran Premio de Barranquilla en la Fórmula 1. Entre todas, la idea más complicada de ejecutar.

En primer lugar, la creación de un circuito urbano -que se debe desmontar tras la carrera-, según un artículo de la revista Forbes en 2017, implica una inversión de al menos $USD57,5 millones para financiar el equipo de trabajo, las gradas, el asfaltado, las barreras de seguridad, los vehículos de seguridad, los seguros y más. Además, contrario a lo que se pueda pensar, es el país huésped el que le paga a la Fórmula 1 para poder celebrar una carrera. Este canon puede ir desde 1 millón de euros hasta los 54 millones.

Esto quiere decir que por cada gran premio que hiciera Colombia se tendría que destinar una inversión en promedio de $USD 80 millones y esto tendría que replicarse cada año en el que se llevase a cabo el evento. Además, también implicaría una gran infraestructura en transporte, hoteles y aeropuerto para soportar la demanda de una carrera de la Fórmula 1.

Sin tener claro si el país podría tener esa cantidad de recursos, también llama la atención que el anuncio se haga justo en plena campaña electoral.

(Pedro Zape: entre azúcar y barro)

En 2022 Colombia será sede de tres grandes eventos de gran importancia internacional: el Mundial de Atletismo sub 20 de Cali, los Juegos Bolivarianos y la Copa América Femenina. Aunque organizar la Fórmula 1 en Barranquilla, celebrar un Mundial de Fútbol masculino y femenino, que el equipo de ciclismo más importante del mundo sea patrocinado por Colombia, parecen ideas populistas o gestos que hablan del desconocimiento deportivo por parte de los políticos.

“Colombia es un país enano al que no le quedan bien las cosas grandes”, bien dijo alguna vez Alfonso Senior, el arquitecto del Mundial de 1986 al que renunció Colombia tras la llegada al poder de Belisario Betancur (1982-1986).

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.