26 Feb 2020 - 9:51 p. m.

María Sharapova o la consecuencia de ser testaruda

La tenista rusa de 32 años anunció su retiro el día de hoy. En sus más de 10 años de carrera logró 36 títulos WTA, de los cuales cinco fueron de Grand Slams.

Andrés Osorio Guillott

María Sharapova ganó con solo 17 años su primer Grand Slam. Fue en Wimbledon (2004) que venció a Serena Williams, una de sus máximas rivales en el tenis.  / EFE
María Sharapova ganó con solo 17 años su primer Grand Slam. Fue en Wimbledon (2004) que venció a Serena Williams, una de sus máximas rivales en el tenis. / EFE

Esos primeros juguetes, objetos e imágenes que vemos, palpamos y disfrutamos en la infancia o la adolescencia tienen el poder o la alta probabilidad de ser determinantes para las pasiones y los oficios que vamos a desarrollar a lo largo de la vida. Maradona no tenía más de cinco años cuando empezó a patear un balón de fútbol; García Márquez supo que las historias y la escritura serían su camino por los relatos de sus abuelos en la infancia y por la literatura de Kafka a la que llegó cuando tenía 17 años.

María Sharapova recibió su primer raqueta cuando tenía cuatro años. Practicaba el servicio con su papá. Cuando no había nadie al otro lado él le señalaba que eso era un “ace”. Ella se preguntaba cómo lo sabía. Su papá fue inteligente para enseñarle la precisión del saque, para que se acostumbrara a ver el punto de victoria sin importar quién estaba del otro lado de la malla. Ella taró un tiempo en entenderlo, pero una de sus virtudes en el tenis sabe que se la debe a quien la acompañó en el amanecer de su pasión.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.