Me gusta la presión que hay en Millos: Insúa

El argentino comandará el ataque azul este miércoles, 8:00 por Win, en su visita al Tolima.

El volante argentino Federico Insúa impulsa a Millonarios hacia la clasificación. El enganche ha sido fundamental en el buen arranque albiazul. /Óscar Pérez

En España, Alemania, México y Turquía, Federico Insúa aprendió que un futbolista extranjero debe justificar su contratación en cada partido. Por eso entiende que su presencia en Millonarios depende de que marque diferencia dentro del terreno de juego.

Y aunque hasta ahora lo ha logrado, porque en sus primeras presentaciones el club embajador ha ganado y él ha demostrado su calidad y panorama de juego para conducir el ataque, sabe que “esto apenas comienza y lo más difícil está por venir”.

El Pocho tiene razón. Millonarios lleva tres victorias en línea, todas en El Campín y frente a equipos de mitad de tabla, como Patriotas, Cúcuta y Cortuluá. Sin embargo, esta noche tendrá una verdadera prueba de fuego, cuando enfrente al Tolima en Ibagué. Y el domingo se las verá con el Cali, también como visitante.

“Estamos contentos, satisfechos con lo que hemos mostrado, porque el equipo ha jugado bien, ha generado mucho fútbol ofensivo. Era importante para nosotros arrancar bien el torneo, porque eso motiva y da tranquilidad para trabajar, pero también tenemos claro que falta mucho camino por recorrer”, dice el número 30 albiazul, el enganche que escogió el técnico Ricardo Lunari para comandar su equipo.

“Estoy cómodo en Bogotá y en Millonarios. Me gusta jugar suelto detrás de los dos puntas. Es bueno tener esa libertad, aunque lógicamente hay que cumplir funciones cuando no se tiene la pelota. Me encontré con un grupo humano muy bueno, que futbolísticamente se está formando, está creando una identidad”, agrega antes de admitir que “me gusta la presión que hay en Millonarios, este es un club grande que siempre debe estar peleando arriba. La hinchada me ha demostrado mucho cariño y me ha impresionado por su acompañamiento y pasión. Mi objetivo, además de ganar un título, es meterme en su corazón”.

A Insúa no le preocupan las críticas que ha recibido la zona defensiva del equipo y explica: “Llevamos nueve puntos de nueve. Claro que tenemos muchas cosas que corregir, pero un gran conjunto no se arma de la noche a la mañana, estamos trabajando para ello. De lo que no queda duda es que estamos logrando una identidad, un estilo definido, porque nuestro objetivo es jugar igual en casa y afuera, proponer, tener la pelota, atacar”.

Sobre los partidos que vienen, contra pijaos y azucareros, Insúa señala que “todos nos han advertido que serán rivales de mucho cuidado, que reflejarán nuestro verdadero nivel. Yo creo que también nos permitirán mostrar otra faceta, porque deberán salir a atacar, mientras que en Bogotá los equipos se nos meten atrás”.

Millonarios e Insúa viven una luna de miel. El argentino ya marcó gol y ha hecho varias asistencias, una de ellas con un taco magistral. Sin embargo, él sabe que todavía debe ponerse a punto físicamente y tener mayor continuidad. Por ahora, con apenas chispazos de talento y algunas pinceladas de calidad, al Pocho le ha alcanzado para ganarse el cariño de la afición embajadora, que se deleita con su zurda. Pero vendrán rivales más exigentes contra los que el exjugador de Argentinos Juniors, Independiente, Málaga, Boca Juniors, Borussia Monchengladbach, América, Necaxa, Bursaspor y Vélez Sarsfield tendrá que demostrar si en realidad tiene con qué convertirse en ídolo de uno de los clubes más ganadores del fútbol colombiano.