"La que me quede, la meto": Teófilo Gutiérrez

El delantero barranquillero buscará volver a anotarle a Independiente, en el duelo de este domingo (2:00 p.m.)

Es un animal del área. Por su fiereza a la hora de disputar cada pelota. Por la voracidad con la que define cada vez que enfrenta a los arqueros. Por su lengua filosa. Por todo eso, Teófilo Gutiérrez ha trascendido en el fútbol argentino. Guapo, aguerrido, goleador, el delantero costeño está dejando una huella en Racing, uno de los equipos más grandes de Argentina. Su promedio de gol es espectacular. Y va por más este domingo, en el derby de la ciudad. Con River Plate en la segunda división, el duelo más tradicional es el que disputarán la Academia de Teo y Giovanni Moreno ante el Independiente de Marco Pérez e Iván Vélez. El atacante, nacido hace 26 años en Barranquilla, ya empezó a jugarlo en su charla con El Espectador.

Su voz suena desafiante en el Cilindro de Avellaneda: “Uno siempre trabaja para ganar. Yo digo que los clásicos no se juegan, se ganan. Y estoy seguro de que lo estoy ganando desde ahora, trabajando duro con mis compañeros”.

¿Y cómo le fue en los clásicos cuando jugaba en Colombia?

Siempre ganaba los clásicos.

¿Cuál es el que más recuerda?

El que ganamos hace dos años, en Barranquilla. Le hice dos goles al Cartagena. También le marqué al Barranquilla F.C. Y, claro, no me puedo olvidar del último con Independiente, al que le ganamos 2-0, con un gol mío.

Es evidente que tiene éxito en este tipo de encuentros. ¿Y cómo está pasando la previa de éste?

Los clásicos se viven de otra manera. Respetando al rival, pero sabiendo que estamos por la buena senda. Lo más importante es trabajar el partido, hacer un gran espectáculo y ganar.

¿Independiente llega más exigido que ustedes?

Nosotros no pensamos en Independiente, sino en la responsabilidad que tenemos con nuestra gente, que paga la entrada y nos apoya.

¿Va a tener un duelo particular con el arquero Walter Assmann, figura del Racing-Independiente que ustedes ganaron?

Respeto a todos los goleros rivales, en especial a los de Independiente, que es uno de los clubes que más porteros saca. Pero siempre trabajo para ser el mejor. La que me quede, la meto. Que no tenga ninguna duda.

Uno de ellos es Gio, justamente. ¿Es especial poder jugar este clásico con él?

Siempre va a ser especial jugar con Gio. A los buenos jugadores hay que disfrutarlos y siempre tienen que estar. Donde quiera que uno ande...

Gio le hizo una apuesta: 100 dólares por cada gol que haga gracias a un pase suyo.

Espero que el domingo pueda festejar con mi familia y contar el dinero que haya ganado.

Esta vez va a tener la compañía de Gabriel Hauche porque está lesionado Patricio Toranzo. ¿Con él también se siente cómodo?

Sin dudas, con Gabriel me siento cómodo arriba. Es muy rápido, hábil, por la raya es muy fuerte y se puede llevar la marca.

Donde parece no sentirse de la mejor manera es en el de la lucha. ¿Por qué se enreda tanto en la fricción?

Es un poco molesto, los rivales ya me conocen mucho. Me cansan los partidos por la lucha con los defensores. Hay que pasarlos por encima, trabajando duro.

¿Y usted también le habla a los rivales para sacarlos del partido?

Eso no lo voy a decir. Son estrategias mías que aprendí en mi barrio.

¿Es imposible jugar bien en el fútbol argentino, como dice su técnico, Diego Simeone?

Si vamos a jugar fútbol de primera, no podemos hacerlo en una cancha como la de San Lorenzo, donde no se puede pasar el balón o tirar una pared. La gente mira y disfruta los partidos, pero creo que no se juega del todo bien.

¿Tiene alguna cábala que va a usar en este partido?

Las cábalas son para los flojos, para los que no trabajan. Yo creo en mis condiciones y en Dios.