Medellín, a terminar la tarea frente al Cortuluá

Han pasado ya siete años y medio desde la última vez que Independiente Medellín salió campeón. Fue en diciembre de 2009, cuando de la mano de Leonel Álvarez, el mismo técnico de la actualidad, superó al Atlético Huila en la serie decisiva.

Medellín ha sido el mejor equipo del torneo y ahora espera llegar a la final. / Luis Benavides
Medellín ha sido el mejor equipo del torneo y ahora espera llegar a la final. / Luis Benavides

Sin embargo, oportunidades sí ha tenido para conseguir su sexta estrella. Perdió las finales de los torneos 2012-II ante Millonarios, 2014-II frente a Santa Fe y 2015-I contra el Deportivo Cali. Este domingo, desde las 4:30 p.m., en el estadio Atanasio Girardot, tendrá la posibilidad de llegar a una más, si logra mantener ante Cortuluá la ventaja 2-1 que obtuvo en el juego de ida, en el 12 de Octubre.

“Todavía no podemos hablar de final. Dimos un gran paso y tendremos el apoyo de nuestra gente para hacerlo realidad. Hay confianza por la campaña que hemos hecho y por lo fuertes que hemos sido en casa, pero hay que afrontar el partido con mucha seriedad, con los pies en la tierra. Acá el objetivo es claro, ganar la estrella. Llegar a la final será un paso más, pero no la meta cumplida”, aseguró el técnico Leonel Álvarez, quien quiere acabar con la racha de finales perdidas que tiene el DIM.

“El club ha sido protagonista en las últimas temporadas, ha estado peleando, pero la historia la escriben solamente los campeones y por eso nos han dolido tanto esas derrotas, especialmente la del año pasado contra el Cali”, agregó el estratega antioqueño.

Mauricio Molina, uno de los héroes de la tercera estrella, esa que consiguió el Poderoso en 2002 después de 45 años de sequía, quien volvió al club en enero pasado después de jugar 10 temporadas en el exterior, admite que “estamos muy ilusionados con la estrella y pensamos en positivo, pero no nos sentimos campeones. Hay que pasar primero a la final, ganándole a un gran rival como Cortuluá. Y luego enfrentando a otro equipo de mucha historia y tradición”.

El sueño de la sexta

Medellín fue campeón del fútbol colombiano en 1955, 1957, 2002-II, 2004-I y 2009-II. Ha jugado siete de las 28 finales que se han disputado desde que se implementaron los campeonatos de seis meses, en 2002.

De esas siete finales ganó tres, a Pasto, Nacional y Huila. Y perdió cuatro, contra América, Millonarios, Santa Fe y Cali.

La única ante su rival de patio fue en el primer semestre de 2004, cuando se impuso 2-1 en el primer partido, con goles de Jorge Horacio Serna y Rafael Castillo. En la vuelta el clásico terminó 0-0, lo que le dio la corona al cuadro rojo, en el que tapaba el hoy cuidapalos poderoso David González.

En la temporada de 1955, cuando Medellín ganó su primera estrella, también superó a Nacional, aunque no en una final. En esa época el torneo se jugaba a tres vueltas y en 27 partidos el rojo sumó 44 puntos, cinco más que los verdes, que terminaron subcampeones.

Contra Júnior, Medellín nunca se jugó un título, aunque en 1993 los tiburones fueron campeones y los rojos paisas segundos, en un cuadrangular con América y Nacional, el que se definió con ese dramático gol de Oswaldo Mackenzie en tiempo de adición, en Barranquilla.