“Mi gran objetivo sigue siendo luchar por el amarillo”: Nairo Quintana

El equipo Movistar está haciendo un gran Tour de Francia, pero se enfrenta a un dilema en las dos etapas alpinas que restan antes de la llegada el domingo a París: conservar sus puestos de privilegio o atacar en busca de la victoria.

Archivo EFE

El colombiano Nairo Quintana es segundo en la clasificación general, a 3:10 minutos del líder, Chris Froome, y el español Alejandro Valverde es tercero, a 4:09 del británico. A estas dos posiciones del podio virtual en París se une la clasificación por equipos, que la formación española tiene en su mano al aventajar al segundo, el MTN sudafricano, en más de 36 minutos.

Las dos etapas en los Alpes que restan son durísimas, con finales en alto: La Toussuire y el mítico Alpe d’Huez. Viendo la situación de carrera y la fortaleza mostrada hasta ahora por el líder y por su equipo, Sky, en el Movistar deben preguntarse qué hacer: ¿conservar lo que tienen o intentar asaltar el liderato, aunque eso pueda costarles una o las dos posiciones en el podio?

El debate también ha llegado a la prensa española, que casi de manera unánime opta por la segunda opción y critica la táctica del Movistar en las últimas etapas, en las que los hombres del equipo han echado abajo los intentos de fuga de hombres como, sobre todo, el español Alberto Contador y el italiano Vincenzo Nibali, que ocupan la quinta y la séptima posición, respectivamente, pese a que al inicio de la prueba eran dos de los grandes aspirantes a la victoria en París.

Quintana, por su parte, se ha mostrado contento con lo que ha hecho su equipo hasta ahora, pero siempre recuerda que “mi gran objetivo sigue siendo luchar por el amarillo”.

El colombiano intentó un ataque ayer en el ascenso al Col du Glandon, pero el Sky de Froome no lo dejó marchar y el boyacense levantó el pie al ver que su compañero Valverde se descolgaba del grupo.

“Alejandro tuvo una pequeña crisis y tuvimos que esperarlo para que se recuperara. Hoy (jueves) teníamos que estar un poco más tranquilos, ya que era una etapa donde no se podía hacer diferencia porque había mucha distancia desde la cumbre del Glandon a la meta en Saint-Jean de Maurienne”, explicó Nairo.

Cuestionado sobre si no debe tratar de atacar a Froome en lugar de estar pendiente de Valverde, Quintana respondió: “Para mí es muy importante tener cerca a Alejandro; siempre me ayuda tapando huecos de los rivales. Mañana (hoy) jugaremos de otra manera”.