Natación

La historia olímpica de este deporte data desde los primeros juegos de la época moderna (1896), en los que se desarrollaron diferentes pruebas acuáticas tanto en piscinas como en ríos.

Desde su aparición en las olimpiadas, este deporte no ha dejado de hacerse presente en las diferentes ediciones.

En la actualidad se considera a la natación como una de las principales disciplinas. Cuenta con cuatro estilos para de competencia: libre, mariposa, pecho y espalda.

A partir del año 1912 se introdujo la natación femenina como parte de los Juegos Olímpicos y desde entonces se ha mantenido en competencia.

Aunque las pruebas olímpicas para mujeres y hombres son casi idénticas, en la rama femenina se compite en estilo libre una distancia máxima de 800 metros, mientras en masculino esta prueba es de 1500.