Nibali y Nairo queman sus últimos cartuchos

No está muerto quien pelea. Eso lo dejaron en claro el italiano Vincenzo Nibali y el colombiano, dos de los protagonistas de la etapa 19 del Tour de Francia.

Archivo EFE

No está muerto quien pelea. Eso lo dejaron en claro ayer el italiano Vincenzo Nibali y el colombiano Nairo Quintana, dos de los protagonistas de la etapa 19 del Tour de Francia, ganada a la postre por el corredor del Astana, campeón de la edición de 2014, quien ascendió a la cuarta posición de la general.

En un intento por lavar la pobre imagen que dejó en las dos primeras semanas de la carrera, Nibali atacó en el penúltimo premio de montaña y logró la ventaja suficiente para llegar a la meta con 44 segundos de ventaja sobre Nairo Quintana, quien a cuatro kilómetros de la meta logró deshacerse del líder, el británico Chris Froome, que no obstante cedió apenas 32 segundos ante el colombiano y terminó tercero en la fracción.

“Ataqué cuando pensé que era el mejor momento para hacerlo. Estuve fuerte, pero no lo suficiente como para superar a Froome. Se defendió bien y no pude sacarle mucho tiempo. Mañana (hoy) volveremos a intentar si vemos la oportunidad, ahora es el todo por el todo”, señaló el colombiano al final de la etapa, mientras que Froome, más optimista y confiado que en las jornadas previas, advirtió: “Tengo muchas ganas de subir el Alpe d’Huez, una montaña mítica que veía desde niño. No he sufrido, no me estresé; cuando vi que Nairo partió me puse en modo contrarreloj y me preocupé por manejar la diferencia. Me siento cómodo y con la situación controlada”.

Las emociones se centran hoy en el duelo Froome-Quintana, el cual parece definido a favor del británico, y en la lucha entre Alejandro Valverde, Nibali y Alberto Contador por el tercer lugar del podio.