Orlando Duque, a la conquista de Cartagena

El clavadista de altura colombiano se enfrenta con los mejores exponentes en la competencia, que llega por primera vez al país.

RedbullEl colombiano Duque, ayer en la primeras pruebas en Cartagena.

“Para saltar de esa manera hay que estar medio loco”, decía ayer en medio del asombro un espectador apostado a las afueras del Centro de Convenciones de Cartagena, luego de presenciar un espectacular salto ejecutado por el clavadista mexicano Jonathan Paredes, desde una plataforma ubicada a 27 metros de altura sobre la tradicional Bahía de las Animas.

Junto a Jonathan Paredes, otros 13 competidores, incluido el caleño Orlando Duque, arribaron a la ciudad amurallada desde el pasado miércoles con el fin de participar en el Red Bull Cliff Diving 2015, la Serie Mundial de Clavados más importante del mundo y que por primera vez en sus nueve ediciones realizaba una de sus válidas en territorio colombiano.

Precisamente para Orlando Duque, carta colombiana en esta competencia, es un gran honor y responsabilidad estar en su país participando en un evento de este nivel. “Mi objetivo para la temporada 2015 es ganar la Serie Mundial Red Bull Cliff Diving. Esta será la primera vez en Colombia, entonces será muy importante tener un buen comienzo en Cartagena. Si queremos llevarnos el primer lugar al final del año, desde hoy tenemos que empezar pisando fuerte”, aseguró el caleño en los momentos previos al comienzo de la primera ronda de la competencia.

“No creo que los deportistas que practiquemos esta disciplina estemos locos, más bien debemos tener un nivel de concentración muy alto para realizar los saltos”, agregó entre risas el deportista caleño, considerado uno de los mejores clavadistas del mundo y poseedor de dos Récord Guinness.

Otros de los candidatos para llevarse el triunfo en esta válida inaugural de la temporada 2015 en la ciudad de Cartagena, son el ruso Artem Silchenko, campeón de esta modalidad en la temporada 2013, y el británico Gary Hunt, poseedor actual del título y considerado por todos como el rival a vencer.

El arte de volar

El Cliff Diving es una práctica deportiva que no resulta nada fácil y requiere de mucho entrenamiento por parte de los atletas, pues deben realizar saltos estéticos desde una altura de 27 metros, casi tres veces mayor a la medida olímpica.

“Los clavadistas entran al agua protegidos solamente por su concentración, habilidad y control físico. Ellos desafían la gravedad en caída libre mientras realizan trucos en el aire. Eso es el Cliff Diving”, explica la organización del evento.

Y es que en menos de tres segundos, la gravedad que impulsa el cuerpo de los saltadores los hace alcanzar velocidades superiores a los 85 kilómetros por hora, pues se lanzan a alturas equivalentes a ocho pisos; por ello deben tener el mayor cuidado en cada movimiento.

En Cartagena, la competencia empezó el día de ayer con una primera fase conocida como la ronda de siembras, donde los participantes ejecutan un clavado obligatorio y que determina el orden de los enfrentamientos cabeza a cabeza de la segunda y tercera rondas, que se cumplirán el día de hoy. A las rondas finales clasifican los mejores ocho clavadistas, que disputarán el primer lugar en el podio. Los deportistas también tienen la oportunidad de realizar un salto opcional en la fase final.

En total se hacen cuatro clavados por participante, dos de carácter obligatorio y dos opcionales. Estas inmersiones deben hacerse intercaladas en los dos días de competencia y entregarán al ganador de la parada, que será el clavadista con el total de puntos más alto en las cuatro inmersiones. El primer lugar de cada válida obtiene 200 puntos, el segundo 160, el tercero 130, el cuarto 110 y el quinto 90.

Los puntos de cada parada se suman y el que más unidades acumule en las ocho válidas del año será el campeón de Red Bull Cliff Diving 2015.