Marc Márquez, el rey del MotoGP