Bellator

Alejandra Lara, primera colombiana en llegar a una de las mejores empresas de artes marciales mixtas

La paisa, que es considerada una de las mejores luchadoras de artes marciales mixtas en el país, espera su debut internacional en la segunda mayor empresa de este deporte. En su corta carrera sólo ha perdido una pelea.

Alejandra Lara, de 23 años, se convirtió en la primera colombiana en llegar a Bellator, la segunda compañía más grande en artes marciales mixtas. Espera que su debut sea en septiembre.Cortesía Alejandra Lara

Alejandra Lara llegó al mundo de las artes marciales mixtas (MMA) por casualidad. En sus planes estaba estudiar y no elegir el deporte como carrera. Aunque muchos le decían que era una gran atleta y que podía llegar muy lejos, ella comenzó una licenciatura en pedagogía infantil, pero al llegar a cuarto semestre se retiró e inició sus estudios en danza.

Mientras estudiaba practicaba karate, una disciplina de la que se enamoró cuando tenía cuatro años. “Inicié desde muy pequeña en este deporte pero como exploración, porque a mis papás les gustaba. Luego, a los 12, regresé y duré ocho años entrenando. Logré participar en varios torneos nacionales”, contó la peleadora de 23 años a El Espectador.

Alejandra siguió explorando en las artes marciales y encontró que el Kung Fu tenía otros elementos que le llamaban la atención, entre ellas la lucha china, la de estrangulaciones y la sanda, una disciplina muy parecida al kick boxing.

“En uno de mis entrenamientos me topé con el sensei de karate Nicolás Alvarado. Me dijo que tenía un evento de artes marciales mixtas y que quería una pelea femenina. Había pensado en mí para ese combate, sólo que yo en mi vida había tenido un enfrentamiento de esos”, explicó Lara.

Desde esa pelea, hace cinco años, Alejandra no se ha dejado de entrenar MMA. Fue una conexión inmediata que la llevó a tomar drásticas decisiones en su vida. La primera y más compleja, fue dejar sus estudios para irse a vivir a Estados Unidos y poder ser una deportista de alto rendimiento.

“Seguí compitiendo y ganando. Sólo he perdido una pelea en mi carrera, pero fue porque no estaba enfocada. No era competidora de alto rendimiento. Estudiaba y trabajaba. Después de esa derrota varias personas me dijeron que tenía con qué llegar lejos y me lo creí. Desde ese momento decidí escogerlo como profesión. Mi oficina es el gimnasio y hago lo que me gusta”, confesó la antioqueña.

Su inmenso talento y su racha ganadora en este deporte la llevaron a Bellator, la segunda mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo. Con su contratación, se convirtió en la primera colombiana en lograr esta hazaña. Según ella, empieza una nueva etapa en su vida, en la que la competencia será distinta. Se encuentra en Guadalajara (México) haciendo su campamento con el Team Grasso y preparándose para su anhelado debut que, seguramente, será en septiembre.

“Este es el comienzo de un sueño que estoy cumpliendo, algo que estaba proyectando. Tenía un contrato en Estados Unidos, pero esto es muy gratificante. Es algo que me llena completamente”, aseguró “Azul”, como es conocida por el amor que le tiene a este color. “Soy tan tranquila y calmada como el cielo y el espacio, pero tan peligrosa como lo es el mar”. 

últimas noticias

Más listos que nunca

Colombia, campeón de los Juegos Suramericanos

El deporte de Colombia sigue creciendo