Caterine Ibargüen clasificó sin problemas a la final del salto triple

La colombiana, que saltó 14,21 metros en su primer intento, superó de este forma por un centímetro la marca exigida para pasar a la final del lunes, donde buscará un tercer título mundial seguido.

La colombiana Caterine Ibargüen y la venezolana Yulimar Rojas, favoritas para luchar por el oro en triple salto del Mundial de Londres-2017, superaron sin problemas este sábado la prueba de clasificación a la final.

Ibargüen, de 33 años, y Rojas, de 21, poseedoras de las seis mejores marcas de la temporada y que se llevaron en los Juegos de Rio-2016 el oro y la plata, realizaron respectivamente uno y dos saltos, para asegurarse la clasificación.

La colombiana, que saltó 14,21 metros en su primer intento, superó de este forma por un centímetro la marca exigida para pasar a la final del lunes, donde buscará un tercer título mundial seguido.

"Sin duda, aspiro a un tercer título consecutivo en Londres. Ganar el oro olímpico en Rio fue la frutilla en el pastel, pero todavía tengo hambre de más victorias y en Londres quiero conseguir otra más", dijo la colombiana.

"No estuve fijándome en lo que hacían Yulimar Rojas y el resto de rivales. Me concentré en mi salto", señaló Ibargüen.

Rojas logró un salto de 14,17 metros en su primer intento, quedando cerca de los 14,20 exigidos, que superaría en su segundo ensayo, con una marca de 14,52.

"Tendré que hacer una gran actuación en la final para ganar el oro, pero quiero demostrar que soy capaz. Estoy un poco molesta por haber tenido que hacer dos saltos para clasificar a la final, pero he estado también trabajando mucho la parte psicológica de la competición", señaló Rojas.

"Cada día he soñado con ganar esta final", añadió.

"Firmé con la sección de atletismo del Barcelona y es lo mejor que me ha podido pasar, pero sigo entrenando en Guadalajara", explicó.

"Llevo el pelo teñido de verde porque hice una promesa de que le cambiaré el color tras ganar el oro", concluyó la venezolana.

Rypakova, tercera aspirante al título 

La tercera aspirante al título, la kazaja Olga Rypakova, de 32 años, bronce en Rio-2016, tras Ibargüen y Rojas, y oro en los Juegos de Londres-2012, realizó un convincente salto de 14,57 en su primer intento, asegurando la clasificación.

Rypakova pasó a la final con la mejor marca con ese salto de 14,57, con Rojas con el segundo registro, e Ibargüen el séptimo.

"Estaba un poco preocupada antes de la calificación de hoy (sábado) ya que mi temporada estuvo lejos de ser ideal, por lo que me quedé sorprendida de obtener el pase tras el primer salto", explicó la kazaja. 

"Era importante ahorrar energía para la final del lunes. Tenía alunas molestias en mi espalda, por lo que me vi forzada a cambiar mi preparación y reducir el volumen de entrenamientos, y creo haber solucionado el problema", añadió Rypakova.

Yulimar Rojas posee la mejor marca de la temporada (14,96), mientras que Ibargüen consiguió un mejor registro este año de 14,86, quedando lejos Rypakova, con 14,64.

Precisamente la kazaja fue la que acabó con una serie de 34 victorias de Ibargüen entre 2015 y 2016 cuando derrotó a la colombiana en la reunión de Birmingham del año pasado.

La colombiana busca su tercer título consecutivo tras haber ganado los Mundiales de Moscú-2013 y Pekín-2015 y su cuarto podio consecutivo, al haber sido también bronce en Daegu-2011.

Desde hace seis años, la colombiana siempre gana medalla en grandes eventos, al haber sido plata en los Juegos de Londres-2012 y oro en Rio-2016.

Esta temporada fue superada por Yulimar Rojas en la reunión de la Liga de Diamante en Roma, pero se tomó la revancha al derrotar a la venezolana en Mónaco, por tres centímetros.

En Roma, fue la única derrota esta temporada de Ibargüen, que ganó en Kingston, Turku (Finlandia), Madrid, Rabat y Mónaco.

Su mejor marca de 15,31, lograda en 2014, récord de Sudamérica, está a 19 centímetros de la plusmarca mundial, de la ucraniana Inessa Kravets (15.50 desde 1995), que quiere batir este año.

Por su parte, Rojas, que cumple 22 años en octubre, logró este año 14,96 en la ciudad española de Andújar (Jaén), mejor marca mundial de la temporada, a seis centímetros de su récord nacional (15,02), logrado el año pasado.