Colombia dominó en arquería en los Juegos Bolivarianos

La delegación nacional ganó las cuatro medallas que hubo en disputa en el cuarto día de competencias en las justas que se están llevando a cabo en Santa Marta.

Ana María Rendón y Andrés Pila, integrantes de los equipos de tiro con arco recurvo femenino y masculino. Juegos Bolivarianos

Los arqueros colombianos brillaron en Santa Marta. En el parque La Equidad en la ciudadela 29 de julio deslumbraron con su precisión. Nadie pudo frenar la tarde inspirada que tuvieron. Ni Chile, ni Venezuela, ni Guatemala. Fueron una aplanadora y al final se quedaron con las cuatro medallas de oro que hubo en disputa en el cuarto día de competencias en los Juegos Bolivarianos.

“Hay que tener calma ante las adversidades y salir adelante”, esas fueron las palabras de Ana María Rendón después de ganar la medalla dorada en la modalidad de recurvo. Hizo equipo con Natalia Sánchez y María Alejandra Sepulveda. Pero fue Rendón la que brilló. Cuando Sánchez o Sepulveda sacaban un siete o un seis en la final contra Chile, apareció la precisión de Ana María para conectar un 10. Ella cargó con el equipo a lo largo del día. Fue clave en la serie semifinal contra Guatemala y en la disputa por el primer lugar frente a la delegación austral.

En la final esos 10 que lanzó en momentos claves, sirvieron para que el equipo nacional le diera vuelta a un marcador en el que perdían 1-3 para terminar con la victoria y con el oro tras ganar 5-3. “Creo que el equipo se caracterizó por la calma. Los buenos lanzamientos llegaron en momento oportuno y logramos remontar y al final quedarnos con la victoria”, precisó la arquera colombiana.

Esa fue la primera final que se disputó. Después fue el equipo masculino en tiro con arco recurvo. Andrés Pila, Daniel Pineda y Estiven Ramírez fueron los que brillaron. Nadie contaba con la medalla en esta especialidad. Chile, el rival en la final, era uno de los candidatos. Pero los representantes del equipo nacional hicieron pie y se quedaron con una victoria notable. “Se logró el objetivo ante un rival difícil como lo fueron ellos”, dijo con una sonrisa el bolivarense. “El equipo estuvo muy estable emocionalmente y por eso se logró la medalla”, agregó.

Pila también tuvo un pulso notable. Cuando las cosas se complicaban aparecía su lanzamiento en todo el centro del blanco. Diez, decía el locutor. “Todo salió según lo planeado, nuestra idea era ganar, había que meter dieces y aparecieron en momentos oportunos”, dijo Pila, quien está acostumbrado al clima de la costa norte colombiana, por lo que el fuerte viento que en la tarde de este martes acompañó a los deportistas no lo perjudicó en ningún momento.

Después en compuesto femenino. Las mujeres, campeonas del mundo, Sara López, Alejandra Usquiano y Nora Valdez. Siempre estuvieron arriba de las venezolanas en la final. No sufrieron más de la cuenta. Controlaron el partido a pesar de lo cerrado que finalizó: 228-224. “Nos preparamos todo el año para afrontar el los Juegos Mundiales, el Mundial y estas justas, eran nuestros objetivos y los hemos cumplido”, afirmó Sara López, la número uno del mundo en esta disciplina.

López, Usquiano y Valdez estuvieron a la altura respondieron desde su primer encuentro. Nueves, dieces, eran los puntajes de las arqueras colombianas, que aplastaron a República Dominicana y después controlaron a Venezuela para quedarse con el tercer oro de la jornada.

Por último, los hombres en la modalidad compuesto también estuvieron imbatibles. Una flecha mal lanzada por José del Cid, uno de los arqueros guatemaltecos, en la segunda ronda de la final definió el encuentro. Ese tiro le costó el partido a los centroamericanos, que vieron como Colombia se escapaba a 30 puntos. Una ventaja casi imposible de recuperar en el tiro con arco y menos a falta de una ronda para finalizar el compromiso. Colombia dominó y barrió con las cuatro medallas, que la ayudaron a seguirse afianzando en el medallero de los Juegos Bolivarianos que se están llevando a cabo en Santa Marta.