Para ser potencia continental

Colombia y su progreso en los deportes de conjunto

En los Juegos Centroamericanos y del Caribe, la delegación nacional ganó oro y plata en baloncesto y voleibol, respectivamente. El país trabaja arduamente para fortalecerse en este tipo de actividades.

La selección colombiana de voleibol femenino se colgó la medalla de plata tras caer ante República Dominicana. AFP

Río de Janeiro, Brasil. Los Juegos Olímpicos que se llevaron a cabo en la denominada “Cidade Maravilhosa” fueron los más exitosos para Colombia. No solo por las medallas ganadas y por los diplomas olímpicos obtenidos, sino porque también el deporte de conjunto dio un paso importante: la selección colombiana de fútbol llegó a los cuartos de final, el mejor resultado registrado en la historia de este tipo de actividades. Tal vez sea una posición alejada de las medallas, que deja muchos sinsabores, pero para el Comité Olímpico Colombiano fue un triunfo, pues por fin encontró un norte en el trabajo del deporte grupal.

Ese apenas fue un abrebocas de lo que estaba por venir. En los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, los Suramericanos de Cochabamba (Bolivia) y los Centroamericanos y del Caribe los resultados fueron notables: el baloncesto femenino siempre respondió, pues se ha colgado cuatro medallas doradas de cinco disputadas; el voleibol sumó una de oro, una de plata y dos de bronce; el rugby una de oro y una de bronce, y el fútbol dos doradas, una plateada y una bronce. Esos son los números de algunos de estos deportes de conjunto en tres eventos de un ciclo olímpico que tiene como último escalón Tokio 2020. Los éxitos no llegaron por gracia divina o por el azar. Son fruto de un trabajo constante, de saber que para ser una delegación importante en el ámbito continental es necesario potenciarse como colectivo.

Le puede interesar: Colombia hizo historia en el baloncesto femenino de los Juegos Centroamericanos

El baloncesto femenino fue el que más bocas abrió. Dominó en las tres justas y superó a países importantes como Argentina, Chile, Brasil, República Dominicana y Cuba. A esta última la venció en Barranquilla y le quitó una racha de 12 títulos consecutivos en los Centroamericanos; algo que comenzó en 1970. ¿Pero cómo se fortaleció este deporte en el país?

Según apunta José Tapias, una de las razones es el desarrollo de las comunicaciones. El directivo de la Federación Colombiana de este deporte precisó que este tipo de disciplinas, que no son tan seguidas como el fútbol, encontraron una oportunidad de difusión, promoción y fomento en las redes sociales. Además, en el país se está trabajando con escuelas de formación para nutrir los equipos de varias ciudades. “Se puede decir que el 80 % del equipo sub-21 de Piratas de Bogotá son jugadores sacados de las escuelas. Como el tema del patrocinio es duro, esto sirve para que una escuadra no sea tan costosa a nivel profesional”, afirmó.

Lea aquí: Yaneth Arias, la ingeniera del baloncesto colombiano

De igual manera, Alexander Amador, metodólogo del Comité Olímpico Colombiano encargado de los deportes de conjunto, resaltó que el trabajo se ha hecho de la mano con las federaciones. “La clave estuvo en generar estrategias de concentración. Y lo implementamos desde los Juegos Bolivarianos”. A lo anterior le agregó que, aunque en ocasiones no se pueda viajar a eventos internacionales por cuestiones de dinero, optaron por crear competencias nacionales de alto nivel para así sumar esfuerzos.

“Afortunadamente hemos recogido el fruto de tanto trabajo. Esa estrategia se está utilizando con todos los deportes de conjunto. Y eso no pasaba antes”, apuntó. La apuesta, que se llevó a cabo desde los Bolivarianos, consistió en reunir jugadores jóvenes y combinarlos con otros de experiencia, siempre bajo la idea de que el equipo está por encima de las individualidades. Un dicho que muchos rezan y pocos aplican. Se realizaron tres microciclos previos, en los que fueron depurando deportistas. “Hubo muchas jugadoras con talento y nivel, que se quedaron por fuera porque no entraron en la idea que teníamos. Nosotros necesitábamos hacer una selección que jugara a lo que el entrenador quería. En el baloncesto el objetivo era ganar los tres eventos, mientras que en el voleibol contamos con la suerte de poder participar en competencias internacionales, lo que nos ha servido para clasificar a Juegos Panamericanos y enfrentar de igual a igual a potencias como Estados Unidos, Brasil, Argentina y Cuba”.

De a poco, Colombia se va potenciando en los deportes de conjunto. Cada vez el esfuerzo se ve reflejado en resultados, pero detrás de todo esto existe una maquinaria importante que ayuda a los deportistas a mejorar. Además del equipo técnico, se une uno biomédico y otro que se encargue de una preparación más profunda y que existan más controles para que nuestro país mire con mayor anhelo los deportes de conjunto y así, poco a poco, convertirse no solo en una potencia regional sino de todo el continente.

@J_Delahoz

[email protected]