Daniel Galán, un “Lucky winner”

Noticias destacadas de Otros Deportes

El tenista colombiano venció al estadounidense Tennys Sandgren, con parciales 6-2, 6-2 y 6-3, y avanzó a tercera ronda. Su próximo rival es el número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic.

El viernes pasado Daniel Galán salió del complejo tenístico de Roland Garros con la cabeza gacha. Acababa de perder ante el suizo Henri Laakosen en la final del cuadro clasificatorio del Abierto de Francia. Quedó a una victoria de jugar el torneo con el que siempre soñó, por su preferencia por el polvo de ladrillo.

Pero el tenista santandereano de 24 años fue uno de los “Lucky losers” que, gracias a la baja de algunos preclasificados, accedió al cuadro principal del Grand Slam parisino. “Buena suerte”, dijo, pero tocaba aprovecharla.

Y vaya que lo hizo. En primera ronda superó al británico Cameron Norrie, 72 del escalafón de la ATP, con parciales de 4-6, 6-3, 5-7, 6-1 y 6-1, en un maratónico partido en el que supo sobreponerse y hacer valer su calidad en los dos sets finales. Fue esa su primera victoria en un Grand Slam.

Su estadía en Francia ya había valido la pena. Pero Daniel y su padre y entrenador, Santos, querían más. Y este jueves, ante el estadounidense Tennys Sandgren, el colombiano fue contundente. Superó al 47 del mundo con parciales impresionantes, doble 6-2 y un 6-3 en el episodio final.

“Tenía buenas sensaciones. Físicamente he venido evolucionando bien después de una para tan larga por la pandemia, porque no se podía jugar, pero tampoco entrenar. Fue algo muy complicado”, reconoció Galán al final del juego.

Es que venía sin ritmo. Apenas se reanudaron las competencias, viajó a Europa y participó en el torneo de Prostejov, en República Checa, y en el Masters 1.000 de Roma, pero en ambos cayó en primera ronda. En París les ganó la semana pasada al ucraniano Sergi Stajovski y al español Mario Vilella, antes de su revés ante Laaksonen.

Ahora está ante el partido más importante de su vida. Este sábado, seguramente en la cancha principal, el estadio Philippe Chatrier, enfrentará al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, por la tercera ronda del tercer grande de la temporada, tras los Abiertos de Australia y Estados Unidos. El otro, Wimbledon, se canceló.

“Es un partido más”, dijo con humildad, aunque seguramente por dentro sabe que no es así. Por primera vez en su carrera enfrentará a un Top 10, y nada menos que en un Grand Slam.

Lo más cerca que ha estado de la gloria deportiva fue a comienzos de año, pocos días antes de que se decretara la cuarentena, cuando fue la figura de Colombia en el triunfo por Copa Davis ante Argentina.

En el Palacio de los Deportes de Bogotá, Daniel demostró por qué es, hace ya un par de temporadas, el mejor singlista del país. Actualmente ocupa el puesto 153 del escalafón mundial, pero en un par de semanas ascenderá considerablemente y superará su mejor posición histórica, la 140.

“Voy a salir a luchar, a buscar ganar, como siempre, a dejarlo todo en la cancha”, explicó como si no dimensionara la importancia de su rival, ganador de 81 títulos ATP, entre ellos 17 grandes.

Una victoria, que para ser sinceros es poco probable, lo pondría en otro nivel. Ese para el que se ha preparado toda la vida. “Es lo que es. Siempre llego a los partidos con un plan y ahora será igual. Por supuesto que será un gran reto y lo voy a afrontar de la mejor manera posible”, aseguró.

Daniel es un muchacho tranquilo, de bajo perfil. No demuestra sus emociones y casi siempre se ve calmado dentro y fuera de la cancha. Pero evidentemente disfruta los triunfos y sueña con hacerlos parte de su rutina. “Esa es mi personalidad. Como soy en la cancha, soy por fuera”, aseguró.

Sobre su juego y la manera como ha evolucionado, el jugador del equipo Colsánitas destacó la manera en que ha mejorado su primer saque. Ante Sandgren ganó el 69 % de los puntos y logró cinco aces, mientras que solo permitió cuatro oportunidades de quiebre.

“Ha trabajado mucho en eso, sobre todo en ser más consistente. Meter primeros saques ayuda mucho, sobre todo a llevar la iniciativa del punto”. También ha evolucionado con su devolución. Generó 14 oportunidades de quiebre y consiguió seis de ellas, y ganó más de la mitad de los puntos que tuvo con el segundo servicio de su rival.

Novak Djokovic, por su parte, eliminó al lituano Ricardas Berankis (66 del mundo), por 6-1, 6-2, 6-2. El serbio, de 33 años, es profesional desde 2003, mide 1,88 metros de estatura y pesa 77 kilogramos. En su carrera ha ganado más de US$140 millones en premios.

La última vez que un tenista colombiano enfrentó al número 1 de la ATP fue en los Juegos Olímpicos de Londres, en los que Alejandro Falla jugó contra el suizo Roger Federer, con quien cayó en tres sets. Desde 2012, cuando lo hizo Santiago Giraldo, un colombiano no accedía a tercera ronda del torneo masculino en Roland Garros.

Comparte en redes: