Éider Arévalo enciende el pebetero de los Juegos Bolivarianos

La llama de las justas que abren el ciclo olímpico para Colombia ya se encuentra en el país. A partir del miércoles inicia el recorrido, que terminará el 10 de noviembre en Santa Marta.

Éider Arévalo, atleta bogotano. Mauricio Alvarado

En Bogotá se encendió el pebetero de los XVIII Juegos Deportivos Bolivarianos, que se disputarán en Santa Marta del 11 al 25 de noviembre. Bajo un cielo gris, en el Comité Olímpico Colombiano Éider Arévalo recibió la antorcha, que desde este miércoles inicia el camino hacia la capital del Magdalena, pasando por Cali, Cartagena, Barranquilla y Ciénaga. “Serán las mejores justas en la historia”, dijo la directora de Coldeportes Clara Luz Roldán en su discurso.

Son unos juegos que tienen un significado especial, porque el fuego se encendió el domingo en la casa en la que nació nuestro libertador, Simón Bolívar, y se extinguirá en la Quinta de San Pedro de Alejandrino, casa en la que falleció en Santa Marta”, resaltó Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico Colombiano, quien junto con Roldán, ha trabajado incansablemente para que estas justas se hicieran realidad. “Con esto demostramos que somos un país maduro y responsable para organizar este tipo de eventos”, añadió.

Éider Arévalo fue el escogido para encender el pebetero bolivariano. Fue una sorpresa para el bogotano. El viernes en horas de la tarde recibió una llamada de Alberto Galvis y su respuesta fue “sí”, sin pensarlo dos veces. “Me siento contento y agradecido y con mucho honor de haber encendido la llama”, dijo el campeón mundial sobre el fuego que será el centro de otra ceremonia este martes cuando sea llevado por un grupo de atletas hasta la Quinta de Bolívar, en el centro de Bogotá, en donde se rendirán honores al Libertador.

“Nada mejor que el fuego bolivariano inicie su recorrido en Bogotá, que fue la sede de los primeros Juegos Bolivarianos en 1938. Hoy, con tanto orgullo, iniciamos este recorrido para llegar a esa iniciación de los Juegos Bolivarianos el 11 de noviembre”, dijo Clara Luz Roldán sobre las justas en la que Colombia se proclamó por primera vez campeón hace cuatro años en Trujillo, Perú. “En cabeza de los deportistas mantendremos el título”, agregó la directora de Coldeportes.  

Santa Marta tendrá 12 nuevos escenarios para albergar las justas. Estos están divididos en dos sectores: la zona de Bureche y el antiguo Polideportivo. En el primero, donde los avances de las obras se ven más quedados, están los estadios de fútbol y atletismo, además del de BMX. Mientras que el resto de coliseos están en la zona cercana al estadio Eduardo Santos, estos están cerca de ser entregados por la alcaldía de la capital del Magdalena. "Cuando las cosas se consiguen con esfuerzo se disfrutan más", afirmó Baltazar Medina.  

El presidente del Comité Olímpico Colombiano reslató también que no fue un camino fácil. "Luchamos constantemente contra la incredulidad y la mala intención de personajes que no creyeron en Santa Marta. Pero la ciudad realizó un esfuerzo enorme y le va a cumplir no solo a la Odebo y a Colombia sino a los habitantes de la ciudad, quienes quedarán con escenarios de primer nivel para el fomento del deporte".  

Los Juegos Bolivarianos de Santa Marta reunirán a 4.000 deportistas de Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Bolivia, Panamá y Chile, así como de República Dominicana, Paraguay, Guatemala y El Salvador, países invitados. Las justas se llevarán a cabo en Santa Marta, Ciénaga, Cali y Bogotá.