Deporte estrella de los Bolivarianos

El boxeo conquistó Santa Marta

En cada velada, los aficionados llenaron el coliseo de Gaira para apoyar a los pugilistas nacionales, quienes respondieron en el cuadrilátero ganando ocho medallas doradas.

El equipo colombiano, liderado por Ingrit Valencia y Yuberjen Martínez, disputó 10 de las 13 finales del boxeo en Santa Marta 2017. Coldeportes

El boxeo vuelve a sus raíces. Hace 60 años, en la época en la que Bernardo Caraballo maravillaba con sus pasos cortos y golpes certeros, los escenarios en los que se practicaba este deporte se llenaban de tal manera que las personas que no lograban un puesto se quedaban afuera con el radio en una mano, moviendo la cabeza de un lado al otro intentando buscar un hueco para ver. Lo mismo ocurrió en los años 70 con Antonio Cervantes Kid Pambelé, quien llevó la disciplina a su máximo nivel: convirtió en ídolos a los deportistas de las narices chatas. Hoy por hoy la responsabilidad recae en Yuberjen Martínez. Por él, el boxeo está renaciendo.

En Santa Marta, el coliseo de Gaira y sus alrededores es un volcán que hace erupción cuando el antioqueño sale a combatir. El escenario se llena y las personas que no alcanzan a entrar se quedan afuera buscando un espacio por donde mirar los golpes del pegador nacional. Algunos lo ven, pero es tan escurridizo dentro del cuadrilátero que rápidamente se pierde. “Su carisma y su sencillez enamoraron al público samario. He visto incluso turistas que vienen solamente para verlo a él. Es una sensación”, dice Julio Torres, presidente de la Federación Colombiana de Boxeo.

Este deporte de a poco ha reconquistado a su fanaticada en Colombia. Los resultados del último año y medio han sido un bálsamo, porque ha servido para que Coldeportes lo apoye. Lo hizo en la Serie Mundial de Boxeo, en la que lograron una actuación notable llegando a semifinales en el torneo. También volvieron a ganar una medalla en los Mundiales de la disciplina después de 35 años y este viernes ganaron ocho de las 10 finales en las que compitieron en los Juegos Bolivarianos. Tal vez los resultados no sean tan sonoros como los de otros deportes, pero con las uñas han renacido de las cenizas.

“Trabajar con dedicación ha sido la clave de la federación. Gracias a esto, ayer Colombia disputó 10 de las 13 finales del boxeo bolivariano”, afirmó Torres. “Pero no solamente es lo que se ha hecho en la parte administrativa. Los deportistas tienen mucho que ver, la disciplina de todos ha sido fundamental para vivir lo que estamos viviendo”, resaltó el dirigente, quien también aclaró que, para que este momento no sea efímero, se debe seguir trabajando en las bases. Fortalecer la categoría infantil para no sufrir cuando toque hacer un recambio generacional.

El primer paso para trabajar en las bases ya se dio: Coldeportes lo incluyó dentro de los Juegos Supérate Intercolegiados. Es un plus para el deporte, que antes no contaba con esta ayuda, pero gracias al trabajo que se ha venido realizando y a los resultados ahora cuenta con gabelas antes impensadas. La afición regresó y hay niños que quieren emular a Yuberjen. Son precisamente esos jóvenes que hoy se ven bailando y lanzando golpes dentro de un ring imaginario los que se benefician, puesto que tendrán un proceso más serio que en el pasado y mayores oportunidades para cumplir sus sueños.

“Es algo positivo, porque muchos jóvenes van a crecer con una buena formación, lo que ayudará a que en el futuro se vean muchos boxeadores”, dice Yuberjen Martínez, quien es una de las figuras de Colombia en estos Juegos Bolivarianos. Es un paso importante para que regrese aquel tiempo del júbilo y la atención por el deporte de las narices chatas y no se vuelva a ir jamás. “Con este fortalecimiento en las bases, pienso que el boxeo va a ser un boom y a futuro será potencia en Colombia”, agregó Martínez.

Por ahora se dan pasos pequeños, pero se avanza. No se está estacionado, como esperando a que ocurra un milagro que lo mueva de allí. La idea del boxeo para estos Bolivarianos era superar lo realizado en Trujillo (Perú) y se logró. Ahora hay que seguir compitiendo internacionalmente para que los peleadores que lleguen a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 lo hagan con un mayor conocimiento de sus adversarios, lo que les dará las herramientas para crear una estrategia y luchar por medallas.

@J_Delahoz

jdelahoz@elespectador.com