“El crecimiento de nuestro deporte es constante”: Edwin Cabezas

El director del área técnica del Comité Olímpico Colombiano explica las razones del título de la delegación nacional en los Juegos Bolivarianos, que se clausuran este sábado.

El primer paso en la escalera que lleva a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fue superado por Colombia con brillantez. Dominó a placer los Juegos Bolivarianos de Santa Marta. Le sacó a Venezuela, su rival más cercano, una ventaja de más de 100 medallas de oro. Superó las proyecciones de los metodólogos del Comité Olímpico Colombiano (COC), que antes del inicio de las justas afirmaron que el país ganaría entre 140 y 160 medallas doradas.

Son ellos quienes mejor conocen el desempeño de cada atleta y, dependiendo del rendimiento de cada uno, miran las posibilidades que existen con respecto a los otros rivales.

Es un trabajo dispendioso, pero cada día más importante. Edwin Cabezas es el director del área técnica del COC. Él conoce cada detalle de la delegación colombiana y sabe cuáles son los deportes en los que el país puede brillar. Su balance de estas justas es claro: “Se sobrecumplió con las expectativas”. ¿Y cómo no? Es la primera vez en la historia que el país supera las 175 medallas de oro en unos Bolivarianos.

“En el estudio que hicimos para estas justas encontramos que en enfrentamientos directos teníamos buenas oportunidades para ganar el título. En esa evaluación cuantificamos el plus de ser locales, y se dio a plenitud”, afirmó.

Pero la ventaja fue mucho más grande de lo pensado en un comienzo. Se sabía que Colombia llegaba a estas justas fuerte, con el rótulo de favorito, pero se podría decir que ganó con facilidad.

¿A qué se debe esta presentación? ¿El país está tan fuerte o Venezuela decayó? Cabezas intentó explicarlo: “Aunque ellos están pasando por una situación difícil, no ganamos las justas por eso. Si evaluamos el ciclo olímpico pasado, observamos que el crecimiento de Colombia es constante”, señaló.

Aunque también admitió los problemas de su rival: “Se evidencia en su nivel deportivo. En algunos deportes trajeron algunos atletas de recambio, no a los principales. Muchos son juveniles. Eso se da por las dificultades que están viviendo, pues muchos de esos deportistas no pueden seguir en el alto rendimiento”.

Y a eso se suma que Colombia está en su mejor momento deportivo, lo que no quiere decir que no haya puntos por mejorar. “Hay deportes que podemos aprovechar más, teniendo en cuenta el número de medallas en disputa y el total que logramos. Es el caso del tiro, la lucha y el remo”, destacó Cabezas.

Para potenciar estas disciplinas, el COC debe crear, junto con las federaciones, una estrategia para empezar a formar deportistas de talla internacional.

El objetivo de los Juegos Bolivarianos se cumplió con creces. Pero este apenas es el primer escalón en un camino largo y lleno de obstáculos hacia los Juegos Olímpicos de Tokio.

En 2018 habrá dos competencias que nos exigirán mucho más: los Juegos Suramericanos, en Cochabamba (Bolivia), y los Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla.

En ambos habrá algunas disciplinas que servirán como clasificatorio para Panamericanos. “Hay que hacer un análisis pormenorizado para saber cómo vamos a participar, porque allí podríamos asegurarnos cupos a Lima 2019”.