Comenzó el camino rumbo a Tokio 2020

El deporte colombiano no para de crecer

Los Juegos Bolivarianos dejaron un excelente balance técnico para la delegación nacional, que se subió al podio en 44 de las 46 disciplinas.

Jossimar Calvo ganó cinco medallas de oro en los Juegos Bolivarianos.Juegos Bolivarianos

Las estadísticas en el deporte cada vez son más importantes. Y son ellas las que confirman que el deporte colombiano lleva dos décadas creciendo sin parar.

Los pasados Juegos Bolivarianos, que se celebraron con éxito en Santa Marta, son la ratificación de que Colombia es potencia deportiva de la región y un modelo a seguir, entre otras cosas, porque el Gobierno apoya decididamente a sus atletas y les brinda, en la medida de las posibilidades, las condiciones necesarias para prepararse y competir en el alto rendimiento.

Y para evaluar todo ese proceso, Coldeportes tiene la Dirección de Posicionamiento y Liderazgo, que ya hizo un balance de la actuación de la delegación nacional en el primer evento del ciclo olímpico 2017-2020, que terminará con los Juegos de Verano, en Tokio.

El informe técnico indica que Colombia superó las expectativas de medallería y se subió al podio en 44 de las 46 disciplinas. Solamente natación en aguas abiertas y bádminton se quedaron sin celebrar.

En seis deportes (triatlón, ciclomontañismo, bicicrós, gimnasia rítmica, golf y natación artística) nuestro país logró todos los títulos en disputa, para una efectividad del 100 %. En squash, patinaje de carreras y clavados apenas dejamos escapar una corona. Fue también importante conseguir la medalla de oro siete veces en deportes de conjunto, generalmente una de nuestras falencias.

La cifras del éxito en ambas ramas son similares, lo que demuestra un desarrollo equitativo, además porque la delegación, de 690 deportistas, también tenía casi la misma cantidad de mujeres que de hombres.

Individualmente los más destacados fueron los gimnastas Jossimar Calvo y Lina Dussán, cada uno con cinco preseas doradas y una de plata. La nadadora Isabella Arcila sumó siete metales (cuatro oros y tres platas), dos más que el bolichero Jaime Andrés Gómez y el nadador Ómar Pinzón, ganadores de tres oros y dos platas cada uno.

Con 213 primeros lugares y 460 medallas en general, Colombia superó las expectativas y sus propios pronósticos. Pero, como siempre ocurre en el deporte, la celebración no durará mucho, porque el año entrante tendrá dos citas en las que su liderazgo se pondrá nuevamente a prueba, en los X Juegos Suramericanos en Cochabamba, Bolivia, desde el 26 de mayo; y sobre todo los XXIII Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, a partir del 19 de julio. Será en esos eventos, de una exigencia mayor y pronósticos más conservadores, en los que nuestro país deberá seguir ratificando su crecimiento.

últimas noticias

Más listos que nunca

Colombia, campeón de los Juegos Suramericanos

El deporte de Colombia sigue creciendo