Nunca hubo tanto apoyo para la actividad física en Colombia

El Gobierno se la jugó por el deporte

Los Juegos Bolivarianos de Santa Marta 2017 y los Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 consolidan al país como organizador de eventos multideportivos.

El presidente Juan Manuel Santos y la directora de Coldeportes, Clara Luz Roldán, se la han jugado por los deportistas colombianos. / Coldeportes

El deporte colombiano pasa por el mejor momento de su historia. Los resultados en eventos internacionales hablan por sí solos y consolidan al país como una de las potencias de la actividad física en el continente.

Además del evidente talento de nuestros atletas y una excelente planificación desde las entidades encargadas de liderar las políticas del alto rendimiento, en los éxitos de los últimos años ha sido fundamental el apoyo del Gobierno, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos, quien se la jugó toda por el deporte.

En 2012 fue él quien implementó el programa “Supérate Intercolegiados”, que promueve la práctica deportiva entre los niños y jóvenes de todos los rincones del país. En su sexto año benefició a cerca de 3’700.000 estudiantes de casi 10 mil instituciones, en los 1.102 municipios colombianos.

Además de los incentivos que reciben los campeones, créditos universitarios condonables, Supérate se ha convertido en semillero de talentos. Un ejemplo es Luis Fernando Lucumí, que de campeón nacional en 2015 pasó a medallista paralímpico en Río 2016. Recientemente, en los Juveniles Panamericanos de Cancún, la selección de judo, cuya base se formó en los Intercolegiados, obtuvo 15 medallas.

Se trabaja el presente y se potencializa el futuro. De ahí que varios participantes del programa tengan a Tokio 2020 en la mira, así como el Comité Olímpico Colombiano, el Comité Paralímpico Colombiano, las federaciones nacionales y los entes departamentales, que liderados por Coldeportes trabajan en procesos a corto, mediano y largo plazo, con las más modernas metodologías de entrenamiento y planificación, pero también con escenarios, implementos y recursos adecuados.

No es casualidad que nuestro país haya brillado en las dos más recientes Olimpiadas, en los sectores convencional y paralímpico. Este año Colombia brilló en los Juegos Suramericanos de la Juventud, en Santiago de Chile, y en los Juegos Mundiales celebrados en Polonia, en donde obtuvo la sexta posición, la mejor ubicación en la historia. Y para rematar barrió en los Bolivarianos de Santa Marta, en donde superó hasta las expectativas más optimistas.

Para los próximos años la meta es seguir posicionando al país como potencia deportiva continental. Cada vez nos acercamos más a la megameta de las 3.387 medallas, a lograrse entre 2010 y 2018.

Esos podios merecen ser recompensados y por eso se han mejorado los incentivos a los deportistas más destacados del país con el programa Atleta Excelencia, que otorga beneficios en cuatro aspectos: técnico, médico, social y económico, distribuidos en siete categorías: Altius, Élite, Avanzado, Ascenso, Desarrollo, Juvenil y Talento.

Un total de 363 atletas forman parte de este programa (281 del sector convencional y 82 del paralímpico). Y para potenciarlos se requiere infraestructura acorde con su nivel internacional. Por eso, en los últimos cuatro años, 1.104 escenarios han sido construidos, mejorados y adecuados.

En la Costa Norte, por ejemplo, uno de los grandes polos de formación de talentos, se evidenció plenamente esta apuesta, luego de que se desarrollaron 10 escenarios de los Juegos Bolivarianos, con una inversión cercana a los $90.000 millones. Ahora el trabajo se centra en los Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 y los Juegos Nacionales y Paranacionales en Bolívar 2019.

Se han realizado obras en 587 escenarios de 328 municipios, en 28 departamentos. En megaparques, pistas, coliseos, patinódromos, entre otros, la inversión ha superado los $897 mil millones en los últimos dos años.

Pero no todo ha sido para el alto rendimiento. A los colombianos se les han garantizado opciones para recrearse y aprovechar el tiempo libre. Así se logró garantizar el acceso a más de 2,9 millones de personas a servicios deportivos y recreativos para combatir el sedentarismo y la obesidad. Además se han apoyado las Escuelas Deportivas por la Paz en cuatro departamentos del Pacífico, beneficiando a más de 8.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes entre los 7 y 17 años de edad.

Como si fuera poco, Coldeportes ha liderado un ambicioso programa para fortalecer el sector deportivo en las regiones mediante capacitaciones teóricas y prácticas a más de 28.372 personas en 14 departamentos.