Maverick Viñales ganó ayer en Moto GP

El GP de Argentina, el alma de Termas

Desde hace cuatro años, los pobladores de Termas de Río Hondo esperan con ansia la válida del campeonato mundial de motociclismo. Sus vidas cambiaron.

Maverick Viñales, ganador de la carrera de Moto GP, ayer en Argentina. / Equipo Yamaha

No hay nada más que revolucione la tranquilidad que se vive en la ciudad de Termas de Río Hondo, en la provincia de Santiago del Estero, en Argentina, que el Campeonato Mundial de Motociclismo. Desde hace cuatro años, en el mes de abril, sus 44 mil habitantes ven cómo la paz de sus termales naturales y su pequeña población se ven engrandecidos con la presencia de los mejores pilotos del mundo y de todo lo que rodea esta gran carpa.

Nunca, dicen los termenses, alguien famoso había visitado su ciudad, ubicada al norte de Argentina, a unas 12 horas en carro de Buenos Aires. Aunque viven del turismo, sus visitantes, la mayoría gente de la tercera edad que viene a disfrutar de los termales mineralizados en verano, llegan en busca de tranquilidad.

Pues bien, desde la temporada 2014, su circuito, llamado de la misma forma (Termas de Río Honda) logró la certificación internacional por parte de la FIA y desde entonces la ciudad tomó otro color. Esperan con ansia la fecha del Moto GP, su capacidad hotelera de cerca de 14 mil cupos se reserva con rapidez, sus calles están llenas de aficionados, la mayoría con la camiseta número 46 del mítico piloto italiano Valentino Rossi, y las noches rompen su silencio con el sonar de las motos de los miles de visitantes que viajan desde muchas partes del mundo, incluido un colombiano, un paisa, que vino desde Medellín en su moto durante 14 días para disfrutar de este espectáculo que reúne a más de 4.000 personas sólo en su parte logística.

La empresa española Dorna, encargada de la organización del Mundial de Motos desde 1992, cuenta que son 350 mil kilos de carga los que se trasladan de circuito a circuito, que llegan a la ciudad en cuatro aviones de carga y luego se desplazan hasta el autódromo en 40 camiones.

Ya en el pasado, Argentina había albergado la máxima categoría del automovilismo mundial en el Autódromo de Buenos Aires. Lo hizo desde 1961 hasta 1963, y luego en 1982, 1987, 1994, 1995, 1997 a 1999.

Ahora la sede es Termas. Su construcción comenzó en 2007 y finalizó en mayo de 2008. Anualmente, además del Mundial de Moto GP en sus tres categorías, también se corren las principales categorías de automovilismo de velocidad de Argentina, como el Turismo Carretera, el TC2000 y el Top Race. Tiene 4.400 metros de longitud y su recta principal tiene un recorrido de 1.350 metros, un total de 14 curvas y una capacidad para 150 mil espectadores. Ayer ingresaron 61.223.

Sí, esa misma pista fue la que ayer recibió efectivamente a los pilotos de Moto GP, Moto 2 y Moto 3, incluido al colombiano Yonny Hernández, quien después de varias temporadas en la máxima categoría, en este 2017 pasó al Moto 2 con la escuadra Argiñano & Ginés Racing. Este domingo terminó en el puesto 22, ante el aliento de decenas de nacionales que con bandera en mano lo vinieron a apoyar, con una pancarta en la que se leía: “Contigo parce, a todos lados”.

El plato fuerte del día llegó con la prueba de la categoría de Moto GP, en la que el joven español Maverick Viñales se llevó el triunfo y se consolidó en la clasificación general, luego de ganar hace 15 días la primera válida en Catar. El segundo lugar fue para su compañero de equipo, Valentino Rossi, quien a sus 38 años y luego de 22 temporadas sigue siendo el piloto más querido por los aficionados.

Terminó la fiesta a motor. Regresa la calma. Termas, por estos días afectada por el invierno, ya cuenta los días para su quinta edición del mundial de motos, ese que les añadió color a sus almas.

* Invitada por ESPN.

688652

2017-04-09T22:10:26-05:00

article

2017-04-09T22:12:01-05:00

[email protected]

none

Olga Lucía Barona / Editora de Deportes

Otros Deportes

El GP de Argentina, el alma de Termas

37

3725

3762