El lunar de los Juegos Nacionales

Deportistas de 34 ligas del país no pudieron participar en las justas por la falta de gestión de sus directivos. Mindeporte, que hizo cumplir el reglamento, habilitó después a 233 atletas paralímpicos inicialmente sancionados, pero no a los convencionales.

La participación de las selecciones del Valle en el balonmano generó mucha polémica.
La participación de las selecciones del Valle en el balonmano generó mucha polémica.Mindeporte

Hace un par de semanas el Ministro del Deporte, Ernesto Lucena, y Cecilia Baena, la directora de los Juegos Nacionales Bolívar 2019 anunciaron que deportistas de 34 ligas del país no podrían participar en las justas que comenzaron el viernes pasado porque sus ligas no tenían reconocimiento de la entidad rectora de la actividad física en el país.

Cada año, las ligas departamentales deben presentar a Coldeportes, ahora Ministerio, informes económicos y de gestión con los cuales se renueva el reconocimiento deportivo, que es un aval del estado para funcionar. Sin embargo, muchas de esas organizaciones no cumplen con ese requisito.

Y de acuerdo con el artículo 50 de la Carta Deportiva Fundamental de los XXI Juegos Deportivos Nacionales Bolívar 2019 – Carlos Lleras Restrepo, “los entes deportivos departamentales, a través de su representante legal, serán los responsables ante la dirección de los Juegos de verificar que las ligas, asociaciones y clubes deportivos a los que pertenecen los atletas cumplan los requisitos exigidos en la ley, relativos a la existencia y ejercicio de las actividades deportivas, tales como reconocimiento deportivo vigente, los estatutos aprobados y la afiliación ante el organismo superior, tanto para los eventos clasificatorios como para los Juegos”.

Lea también: Jercy Puello: "Estos son mis últimos Juegos Nacionales"

En esa verificación se encontraron irregularidades en 34 ligas de diferentes departamentos y deportes, por lo que se declaró nula la inscripción de sus deportistas para los Juegos Nacionales. El ministro Lucena explicó esa situación se debe a los malos manejos de algunos directivos y de la falta de organización en varias ligas del país. “El gran problema que tiene el deporte colombiano es la falta de estructuración contable y jurídica de varias ligas. Quiero enviar ese mensaje enfático porque según la carta fundamental esas 34 ligas no pueden participar y eso no es culpa del Ministerio, sino de los dirigentes de esas ligas", señaló.

Evidentemente ese problema administrativo no es responsabilidad de los atletas, que durante muchos meses se han preparado, incluso sin recursos, para asistir al evento. Muchos de ellos han protestado a través de las redes sociales e incluso ante las autoridades de sus regiones.

Para los Juegos Paranacionales la situación era similar, pues 233 deportistas con alguna discapacidad se quedarían fuera de las justas. Por eso, ante la petición de la dirección de los Juegos Bolívar 2019, el jueves 14 de noviembre se realizó una reunión extraordinaria con la organización y la dirección de Vigilancia y Control del Ministerio del Deporte para “habilitar la participación de los deportistas paralímpicos y salvaguardar los derechos fundamentales de esa población”.

Los deportistas convencionales, sin embargo, no recibieron este mismo beneficio. Los seleccionados de balonmano del departamento del Valle, por ejemplo, están en Cartagena esperando poder actuar, mientras que integrantes del equipo de badminton de Santander instauraron y ganaron una tutela que les permite ir a las justas.

Lea también: La fiesta del deporte colombiano

Fabián Andrés Ardila, Sergio Armando Rincon, Gaby Pinto, Iván Elyouri y Lizeth Benavides,  de acuerdo a información que reposa en Mindeportes, estaban inhabilitados porque su liga no tiene reconocimiento deportivo, pero el Juzgado Octavo Administrativo del Circuito Judicial de Bucaramanga, por intermedio de la juez Paula Andrea Herrera, ordenó aceptar de inmediato su participación ya que los deportistas son reconocidos por la Federación nacional.

En Colombia es común que los dirigentes de las ligas regionales sean familiares de los deportistas. Trabajan con recursos muy escasos y sin recibir remuneración, por lo que muchas veces la gestión en esas entidades no es su prioridad y por eso incumplen con las funciones. Y acostumbrados a convivir con ese tipo de circunstancias los atletas y sus padres las pasan por alto, hasta que, como ahora, se presenta una situación crítica que deja al descubierto una gran falencia del sistema.

Los Juegos ya comenzaron. Muchos deportistas inhabilitados aceptaron son resignación el castigo y se quedaron en casa. Otros siguen buscando alternativas jurídicas para competir y algunos más esperan en las sedes de las justas que algún dirigente se apiade de ellos y les permita actual, algo que es poco probable. La organización les abrió una puerta habilitando a los deportistas paralímpicos, porque los convencionales también tienen derechos fundamentales.

Debido a las múltiples solicitudes de diferentes sectores del deporte y a través de diferentes medios, este domingo en la tarde, Mindeporte expidió una resolución según la cual "podrán participar en los Juegos los departamentos que de conformidad con las normas legales vigentes tengan en su nivel territorial organismos deportivos que reúnan los requisitos legales y estatutarios para su existencia y funcionamiento, lo cual deberá acreditarse previo a los eventos". Más adelante explica que "corresponde el director de técnico de los Juegos y a los directores de los campeonatos, adoptar las medidas necesarias para que se aplique esta resolución... y posibiliten la participación de las ligas que hubiesen obtenido su reconocimiento deportivo antes de inciar las competencias". 

Pero este lunes la postura del Ministerio volvió a cambiar. En una rueda de prensa, el director técnico de la Dirección de Posicionamiento y Liderazgo de la entidad, Miguel Acevedo, anunció una nueva decisión: “En aras de preservar el orden deportivo de las justas, el comité organizador en cesión del día 18 de noviembre de 2019, instruyó al Ministro del Deporte con el fin de derogar la resolución 2212 de 2019 y continuar el trámite de las justas deportivas nacionales de conformidad con la normatividad inicialmente conocida y comunicada”, manifestó Acevedo.

A raíz de la decisión del domingo, muchas competencias que ya habían comenzado, tendrían que modificarse, como los torneos de balonmano, por ejemplo. Ante esa situación las demás delegaciones amenezaron con rertirarse del torneo. Para evitar mayores traumatismos en esa y muchas otras disciplinas, la organización se retractó.

La polémica continúa, así como el dominio de Antioquia, seguido por Bogotá y Valle. El deporte colombiano vive una era exitosa y dorada, pero todavía tiene muchas cosas por mejorar. La falta de preparación de los dirigentes y la costumbre de no cumplir las reglas y requisitos, son males que dan al traste con todo lo bueno que hacen nuestros atletas por el mundo.

891535

2019-11-17T13:24:06-05:00

article

2019-11-18T16:31:20-05:00

lordonez1_958

none

Redacción Deportes - @DeportesEE

Otros Deportes

El lunar de los Juegos Nacionales

33

7582

7615