El salto de Miles Daisher, cerca a lo imposible

El deportista estadounidense consiguió la primera hazaña en saltos con paracaídas: conquistar la antigua ciudad de Petra en menos de 15 segundos.

El deportista estadounidense Miles Daisher. Cortesía Redbull

Todos creían que en la antigua ciudad de Petra ya había visto todo lo posible en su historia. Hasta que llegó el competidor estadounidense Miles Daisher, del equipo Red Bull Air Force, a desafíar los récords de saltos en paracaídas. 

La hazaña que estaba a punto de realizar Daisher, en un patrimonio histórico de la humanidad declarado por UNESCO, era un logro único en el deporte, ya que debía viajar 32kph en un movimiento cirular, por medio de un espacio de 30m de ancho entre dos rocas. Todo eso en menos de 15 segundos. Algo, que para muchos, era realmente imposible. 

Ante los espectadores, varios de ellos incrédulos, Daisher consiguió realizar uno de los saltos más complejos actualmente. Tomó los saltos que había hecho desde el comienzo de su carrera, como preparación de esta hazaña, con la ayuda de Andy Farrington. El objetivo de Daisher era saltar sobre Petra y aterrizar directamente en la tierra, justo en la entrada. 

"Nos vemos", gritó Daisher justo antes de tomar ese salto de fe hacia lo desconocido, confiado de que su compañero  Farrington iba a tener el control de su paracaídas, El tiempo corría velozmente y muchos creyeron que Daisher no lo iba a lograr. Con el paso del reloj, las aceleraciones se multiplicaban y la angutía comenzó a primar. 

Sin embargo, el evento terminó en menos del tiempo requerido y el regocijo de la realización era irreal. En una fracción de un minuto, Daisher había alcanzado velocidades de 32kph, girando todo el tiempo a través del valle entre las rocas, convirtiéndose en el primero en ser capaz de realizar tal hazaña.Cortesía Redbull