Estos son los deportistas más generosos del mundo

Recientemente Rafael Nadal y Roger Federer organizaron una exhibición para recaudar fondos por los incendios en Australia. Estos son algunos de los atletas que año a año se empeñan en ayudar a los demás.

Federer y Nadal hacen parte de las lista de los atletas más solidarios del mundo. AFP

En los últimos años son más los deportistas que ha tomado una posición altruista con respecto al mundo que los rodea, que no son ajenos, o no se hacen los desentendidos, con las diferentes situaciones que pasan en el planeta. Y aunque seguramente esas ayudas van de la mano con un beneficio propio, llámese exenciones tributarias y demás (no en todos los casos), lo importante es que con altas sumas de dinero tratan de apaciguar diferentes problemáticas. Recientemente, Roger Federer y Rafael Nadal se unieron en un partido de exhibición para recaudar fondos para las personas que han sido afectadas por los incendios en Australia.

En total fueron 250 mil dólares (cerca de 840 millones de pesos) los que se juntaron en un día en el que Serena Williams estuvo presente con Novak Djokovic. Pero más allá de los sucesos esporádicos, hay acciones que llevan mucho tiempo, campañas que los mejores deportistas del mundo apoyan hace muchos años.

Por ejemplo: LeBron James, el jugador de los Lakers, ha donado más de 50 millones de dólares en los últimos 10 años para ayudar a niños de bajos recursos en Estados Unidos para que puedan acceder a universidades de primer nivel.

Cristiano Ronaldo, el hombre de Juventus y el que se muestra arrogante ante las cámaras, tiene un corazón enorme. Creó un centro de atención para niños con cáncer en su país, dona sangre con frecuencia y ayuda a pequeños en particular, como el caso de un niño de 10 años que no tenía para una intervención en su cerebro y de la cual él se hizo cargo económicamente. 

Le puede interesar: Drogba, el futbolista que detuvo una guerra civil

Además, cuando se presentaron incendios en Portugal en 2017, CR7 se encargó de los tratamientos médicos de las 370 personas que fueron víctimas de las llamas. Igualmente, tras el terremoto de Madeira, en 2010, el futbolista asumió los costos de quienes perdieron sus hogares.

En la larga lista también aparece Michael Phelps, el mejor nadador del mundo, quien tras lograr la última de sus medallas de oro en unos Olímpicos (Río de Janeiro 2016), utilizó el bono de un millón de dólares que le dio Speedo para promover una campaña de vida sana en los menores de 15 años, es decir, combatir la obesidad, la diabetes juvenil, entre otras enfermedades.

Neymar tampoco se queda atrás a la hora de ayudar a los demás. Además de participar en varias campañas, el jugador de PSG tiene un programa para combatir el ébola en las regiones más marginales de Brasil, al igual de un proyecto en marcha para llevar agua potable a los lugares de su país que no tienen acceso a esta. Sumado a eso, existe el Instituto Projeto Neymar JR. que cada año atiende a 2.600 niños de escasos recursos combinando el deporte, la buena alimentación y la educación.

Y no solo son atletas muy reconocidos. Es el caso de la luchadora profesional Ronda Rousey, quien tiene un centro para el tratamiento de enfermedades mentales y otro para la prevención del suicidio. Igualmente, promueve la práctica del judo con entrenamientos gratis, hace parte de campañas para combatir el hambre en África. Y no solo aparece en redes sociales, también saca su chequera (en 2019 donó 10 millones de dólares).

Otra mujer, de las tantas generosas que hay en el deporte, es la patinadora surcoreana Kim Yu Na, quien ayudó a la construcción de escuelas en Sudán. La iniciativa arrancó con 50 y gracias a sus aportes ya van más de 100 instituciones. Serena Williams, la mejor tenista de todos los tiempos, también pone su granito de arena, o mejor, su montaña de arena, pues además de ser embajadora de la UNICEF da, por año, cerca de 12 millones dólares para ayudar a menores de edad en estado de desnutrición.

No podemos dejar por fuera de este listado a Marc Soler y los días en los que se le vio en el mar Mediterráneo ayudando a los refugiado africanos que llegaron a Europa, y los cuales siguen llegando, en búsqueda de un mejor futuro. De hecho, solo una semana después de estar allí dando una mano con alimentos, ropa, agua, productos no perecederos, fue que otro voluntario se dio cuenta de que se trataba del hombre de los Raptors de la NBA.

Igualmente están los atletas africanos, unos de los más generosos con sus gentes. Sadio Mané, delantero de Liverpool, ha construido varias escuelas en Senegal, tiene campañas mensuales de repartición de alimentos. Ahora tiene en mente la construcción de un hospital en Sedhiou, la aldea en la que creció a las orillas del río Casanza.

Por la misma línea están Samuel Eto'o y su orfanato en Camerún (ahora es una fundación con varios hogares que quiere ayudar a los niños sin hogar de su país) y Didier Drogba y sus constantes donaciones en Costa de Marfil (hizo un hospital en Abiyán con la condición de que el Gobierno no cobrara los servicios públicos. Le costó tres millones de libras esterlinas).

La lista es muy larga y mencionar a todos los deportistas que hacen obras sociales sería bastante dispendioso (faltan Lionel Messi y sus fundaciones, Radamel Falcao García, entre otros). Lo cierto es que más allá de autos y joyas, mansiones, viajes y una vida de primer mundo, los atletas no olvidan de dónde vinieron, algo necesario para saber hacia dónde van.

900336

2020-01-17T17:58:44-05:00

article

2020-01-17T18:03:56-05:00

icamaya_1278

none

Redacción deportes

Otros Deportes

Estos son los deportistas más generosos del mundo

50

5818

5868