Ariel Ahumada, el del coscorrón de Vargas Lleras, se lanza al Concejo de Bogotá

hace 1 hora

Gafur Rakhimov renunciaría para evitar la salida del boxeo del ciclo olímpico

El uzbeko de 67 años, quien fue elegido como presidente de la AIBA, es acusado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos de aportar respaldo material a la mafia.

Gafur Rakhimov, presidente de la AIBA.AFP

¿La Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) ha salvado su futuro olímpico? La dimisión este viernes de su controvertido presidente, el empresario uzbeco Gafur Rakhimov, parece una concesión hacia el Comité Olímpico Internacional (COI), que había dejado en suspenso la organización del torneo en los Juegos de Tokio 2020.

"Informé al Comité ejecutivo de la AIBA de mi intención de dimitir de la presidencia", anunció Rakhimov en un comunicado, mientras que ante los problemas de gobernanza de la federación el COI había abierto una investigación.

(Lea aquí: Gafur Rakhimov, el hombre por el que el boxeo puede ser excluido de Tokio 2020)

Una reunión telefónica del Comité Ejecutivo de la federación, con sede en Lausana, fue convocada para este fin de semana para "iniciar el proceso de cara a la elección de un presidente interino", añadió la AIBA.

La dimisión de Rakhimov podría abrir la puerta a un levantamiento de las sanciones del COI que pesan sobre la AIBA, a unos días de la reunión de la comisión ejecutiva del COI que debe abordar la cuestión entre el martes y el jueves en Lausana.

En un comunicado transmitido a la AFP, un portavoz del COI indicó que la instancia "toma nota" de la intención de Rakhimov de "retirarse de sus funciones de presidente de la AIBA".

El COI "toma nota"

La comisión de investigación 'ad-hoc' creada en noviembre por el COI "estudiará cuidadosamente los efectos de esta decisión sobre la posición del presidente en el seno de la estructura de la AIBA y el potencial impacto que esto pueda tener", añadió esta fuente.

El COI subrayó también que "esta investigación abarca numerosos otros aspectos ligados a la AIBA, como las finanzas de la federación, su gobernanza y la ética, la lucha antidopaje y el arbitraje".

Esta comisión está presidida por el serbio Nenad Lalovic, miembro de la comisión ejecutiva del COI y presidente de la Federación Internacional de Lucha.

En febrero pasado, el COI envió a la AIBA una lista de 41 preguntas referentes a la gobernanza, las finanzas, la ética y la lucha contra el dopaje, a través de la auditora Deloitte.

Comisión 'ad-hoc'

A la espera de las conclusiones de esta comisión, la instancia había decidido asimismo dejar en suspenso la organización del torneo de boxeo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Si la decisión de apartar a la AIBA del torneo olímpico se mantiene, su organización y la de los torneos calificativos que comenzarán en septiembre, podría ser asumida por el propio COI.

"Pese a los esfuerzos, hubo numerosas discusiones estos últimos meses sobre el futuro olímpico del boxeo. Muchas se centraron en la política y no en el deporte", deploró Rakhimov en su comunicado.

Las relaciones no mejoraron con la elección de Rakhimov al frente de la AIBA. El dirigente uzbeco está acusado de ser un "criminal" en su país por el Tesoro estadounidense.

"Una vez más, como ya he reiterado en diferentes ocasiones, confirmo que estas acusaciones contra mí han sido fabricadas y tienen motivaciones políticas", criticó el ya expresidente.

En noviembre, el COI señaló "varios motivos de gran preocupación" en torno a las finanzas, a la gobernanza y a la ética de la AIBA.

La crisis de gobernanza en el seno de la AIBA viene de lejos. Bajo presión, el taiwanés Ching Kuo Wu fue obligado a dimitir en noviembre de 2017, acusado de mala gestión y de haber colocado "a la AIBA al borde de la quiebra", según sus críticos, algo que siempre negó.

Curiosamente, Wu sigue siendo miembro del COI.

 

últimas noticias