Kipchoge no pudo bajar de las dos horas en la maratón

Con un tiempo de 2 horas y 25 segundos, al fondista africano le faltaron 26 segundos para superar el objetivo de bajar de las dos horas, que era la meta perseguida en Monza.

AFP

El vigente campeón olímpico de maratón, el keniano Eliud Kipchoge, se quedó este sábado 25 segundos por encima de la barrera de las dos horas para cubrir la mítica distancia de 42 kilómetros y 195 metros,  en el circuito de Monza, Italia, en un desafío organizado por la  marca deportiva Nike.

Con un tiempo de 2 horas y 25 segundos, al fondista africano le faltaron 26 segundos para superar el objetivo de bajar de las dos horas, que era la meta perseguida en Monza.

Las condiciones de la tentativa, sobre todo con la presencia de varios equipos de relevos que fueron turnándose para proteger al atleta, prohíben la homologación de este resultado como récord del mundo, por lo que éste sigue estando en 2 horas, 2 minutos y 57 segundos establecida por su compatriota Dennis Kimetto en el maratón de Berlín en 2014.

El desafío tecnológico imaginado por Nike, que apuntaba también a una gran operación de mercadeo, buscaba optimizar las condiciones aerodinámicas, meteorológicas, nutricionales con el fin de obtener uno de los objetivos míticos del atletismo.

Pese a que no logró bajar la marca, Kipchoge cree que resulta factible. "Quizá la próxima vez... Pero puedo decir ahora que es posible para un humano correr por debajo de dos horas", declaró el atleta de 32 años nada más terminar la carrera llamada 'Breaking2' por el fabricante de artículos deportivos.

Kipchoge, campeón olímpico de maratón en Rio 2016, contó con el apoyo del etíope Lelisa Desisa, subcampeón del mundo en 2013, y del eritreo Zernesay Tadese, tercero en los 10.000 metros de los Juegos 2004 y segundo en el Mundial 2009 de la misma distancia.

Temas relacionados