La carrera más sucia de la historia

Noticias destacadas de Otros Deportes

El ascenso y caída del atleta canadiense Ben Johnson, campeón olímpico en Seúl 1988 por apenas 55 horas. Fue despojado de su título, por doparse.

 

Comparte en redes: