La espera de los grandes, el sufrimiento de sus hinchas

Noticias destacadas de Otros Deportes

Tras 30 años sin levantar el trofeo de la primera división de Inglaterra, el Liverpool cortó una de las rachas negativas más largas en la historia del deporte. Acá le contamos de otros equipos que pasaron por ese calvario.

Luego de 30 años de espera, el Liverpool dirigido por el alemán Jurgen Klopp, consiguió un nuevo título de la primera división inglesa y es la primera vez que gana la Premier League desde que cambió su nombre en 1992. En la historia del deporte esta no es la sequía más larga que han vivido los equipos más grandes en las diferentes ligas de fútbol del mundo y las diferentes disciplinas.

En Alemania, el Bayern Múnich ha establecido una hegemonía desde el regreso del fútbol profesional luego de la Segunda Guerra Mundial. Aún así, durante la década de los 70, el Borussia Monchengladbach dio un golpe de autoridad al ganar sus cinco títulos de liga que ha conseguido.

De la mano del exdelantero Jupp Heynckes, el Gladbach logró posicionarse a nivel local e internacional al conseguir dos Copas de la UEFA -torneo que hoy se conoce como la Europa League- en 1975 y 1979. Hasta ahora, han pasado 45 años desde su último trofeo en la elite del balompié teutón y con la racha del conjunto bávaro, puede alargarse más.

En Italia sucede una situación similar: la Juventus de Turín ha obtenido los últimos ocho scudettos de manera consecutiva y ha dejado en el camino a los otros grandes conjuntos del país tano. El Inter de Milán ha sido uno de los que ha sufrido de esa represión y, aunque es el segundo conjunto con más títulos en la liga local, tuvo una sequía de 17 años durante finales del siglo XX y principios del XXI. Desde 1989 hasta 2006, los ‘neroazzurri’ pasaron por una época opaca en su historia en el torneo local.

Aunque en sus filas llegaron jugadores como Andreas Brehme, Jürgen Klinsmann y Lothar Matthäus, el neerlandés Dennis Bergkamp, el chileno Iván Zamorano, el brasileño Ronaldo Nazario o los argentinos Diego Simeone y Javier Zanetti, el conjuntó de Milán incluso estuvo cerca del descenso. A nivel internacional si lograron tres títulos de la Copa Uefa, pero en Italia, sufrieron.

Pasando a tierras francesas, el Paris Saint-Germain con su infinita cartera de petrodólares ha dominado la Ligue 1 en la última década, pero el club histórico del país galo es el Saint-Étienne. El cuadro del oriente de Francia dominó el balompié de su nación durante gran parte de su historia. Su primer título lo obtuvo en 1957 y en la década de los 60′s y 70′s levanto otros ocho trofeos.

(El regreso de un grande: Liverpool obtiene su título 19 de la liga inglesa)

Hasta 1982 terminó su reino por la dimisión del entrenador Robert Herbin y el presidente Roger Rocher por escándalos financieros. Para la temporada 1983-1984 el Saint-Étienne desciende y nunca pudo recuperar su nivel. Han pasado 39 años desde el último título de liga y, al igual que en los ejemplos anteriores, no va a pasar en un buen rato.

A este lado del charco existen también varios ejemplos. Siempre hay que recordar al club de Gimnasia y Esgrima de La Plata que es el equipo más antiguo del continente tras ser fundando en 1887 y no ha levantado ninguna copa de la máxima categoría en su historia. También Racing de Avellaneda sufrió durante 35 años la sequía de trofeos desde 1966 hasta 2001, que, con un gol del colombiano Gerardo Bedoya, la ‘academia’ obtuvo el título de campeón.

En el país carioca, el Santos conquistaba el fútbol de su país guiados por el Rey Pelé entre 1961 y 1965 hasta llegar al 68 con su sexto título en ocho años. Tuvo que esperar hasta el siguiente siglo para volver a ser campeón del brasileirao. En 2002 en el aniversario 90 de la institución y con la dupla de Diego Souza y Robinho levantaron el trofeo de campeón y rompieron la sequía de 344 años.

En Colombia los aficionados de los equipos han tenido que pasar por épocas difíciles de sus equipos. Antes de convertirse en el ‘Rey de Copas’, Atlético Nacional pasó por una sequía de títulos entre 1954 y 1973. Millonarios con sus problemas económicos y futbolísticos tuvo que esperar 24 años para volver a gritar campeón en la liga local. El otro equipo bogotano, Independiente Santa Fe lucho por 37 primaveras para volver a darle un trofeo a su hinchada, pero el Deportivo Independiente Medellín ha sido quien ha aguardado más para terminar primero de la máxima categoría del balompié local. 45 años pasaron para que el poderoso de la montaña fuera el mejor equipo del país.

En los deportes estadounidenses no podía falta este tipo de marcas negativas de los equipos. El segundo equipo con más trofeos en el fútbol americano de la NFL son los Osos de Chicago con nueve en sus vitrinas. En 1985 guiados por el corredor Walter Payton lograron su último Super Bowl con un equipo que es considerado uno de los mejores de la historiad del deporte. Hasta ahora, han pasado 35 años desde su último título y puede que la ciudad de Chicago tenga algo que espanta los trofeos.

No se pierda: Sergio Higuita: “Quiero ser un corredor de clásicas duras

Los Cachorros, el equipo de béisbol sufría una maldición que le costó 108 años de su historia sin conseguir el máximo galardón de la pelota caliente. En la Serie Mundial de 1945, un aficionado del equipo decidió comprar dos boletos para ver a su equipo. Una entrada era para él y otra para su cabra, Billy. El dueño de los Cachorros de Chicago en ese entonces era P.K. Wrigley quien decidió sacar al aficionado y a su mascota del campo por su terrible olor. A su salida, el seguidor del equipo mandó una maldición diciendo que nunca volverían a ganar un título por lo que pasó con su cabra. 108 años pasaron para que el equipo de Chicago volviera a ser el mejor de las grandes ligas cuando en 2016 vencieron a los Indios de Cleveland.

Comparte en redes: