Lebron James vs. James Harden, un duelo de polos opuestos

Noticias destacadas de Otros Deportes

Los Ángeles Lakers derrotaron el pasado martes a los Houston Rockets con un marcador 117 a 100 puntos. Lo que más llamó la atención del partido fueron las dos caras de las estrellas de ambos equipos.

Que Lebron James es un fenómeno digno de ser considerado como uno de los mejores jugadores de toda la historia de la NBA ya resulta obvio y redundante decirlo. En su duelo más reciente contra los Houston Rockets, la estrella oriunda de Ohio hizo una jugada de leyenda, otra más que entrará en su colección.

Transcurrían los siete minutos del segundo cuarto y los Lakers derrotaban a los Rockets por 21 puntos. Fue entonces cuando Lebron James recibió un balón en la parte izquierda de la cancha, en el límite de la línea de tres, y un compañero de su equipo, Dennis Schröder, que estaba en el banquillo, lo retó diciéndole “A que no eres capaz de tirar el triple”.

James, que no se caracteriza por ser un jugador que tire desde el perímetro, posicionó bien sus pies, bajo un poco la cola, lanzó el balón e inmediatamente se dio vuelta para mirar al que lo había retado. Sin que la bola hubiese llegado al aro, Lebron James ya sabía que había metido el triple y ante la exaltación de todos los jugadores del banco, que lo observaron atónitos durante unos segundos y después celebraron a rabiar la jugada de antología, el 15 veces All Star de la NBA simplemente se devolvió hacia su cancha. Tranquilo, sin festejar, como si hiciera ese tipo de jugadas en todos los encuentros y sabiendas de que es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

La otra cara de la moneda es James Harden. La barba, que fue el jugador más valioso (MVP) de la liga en el 2018, se presentó al partido en una condición física preocupante con varios kilos de más. Las dudas sobre la estabilidad de la estrella de Houston se plantearon desde las vacaciones de la última temporada, cuando el jugador norteamericano fue visto y grabado en diferentes clubes nocturnos a semanas de debutar con su equipo en la liga estadounidense de basquetbol.

Más de la NBA: El exjugador de la NBA que intentó entrar al Capitolio de los Estados Unidos

El pasado martes, en su duelo contra los Lakers de Lebron James, pareció llegar la confirmación de los peores temores de los seguidores de los Rockets. Además de no estar en su mejor forma física, una vez más Harden confirmó que no es el mismo jugador de los últimos años y solo promedió 16 puntos, lo que aumenta su seguidilla de cinco partidos sin más de 20 cestas, su peor racha desde la temporada 2011-2012.

Al finalizar el partido Harden declaró en rueda de prensa que su equipo no era lo suficientemente bueno para aspirar al anillo este año. Que les faltaba química y talento. Aseguró que ama a la ciudad de Houston y que las temporadas anteriores hizo todo lo que pudo para alcanzar el campeonato, pero que esta vez eso no iba a ser suficiente. Al finalizar la conferencia dejo la siguiente sentencia: “La situación actual del equipo es algo que no creo que pueda arreglarse”. Una afirmación que aumenta las especulaciones sobre su salida de la franquicia, algo que se ha rumoreado desde que se abrió el libro de fichajes.

Jhon Wall, la otra estrella de Rockets, también habló ante los medios de comunicación y le dijo a la barba Harden que no podía dejar tirado al equipo y saltar del barco cuando apenas habían pasado nueve partidos. “Cuando tienes gente que no quiere ganar es complicado”, sentenció al final de su declaración.

De otros deportes: Álvaro Mejía, una vida en movimiento

Houton Rockets acumula seis derrotas y tres victorias en la actual temporada. Malos números si se los compara con los de los actuales campeones, Los Ángeles Lakers, que han ganado nueve partidos y perdido tres. Todo está servido para que Lebron James haga de las suyas una vez más en la NBA, a menos que surja un rival de peso que pueda frenar el arrollador paso de los Lakers en la liga norteamericana de baloncesto.

Comparte en redes: