Deportista de El Espectador y Movistar

Leonardo Páez, amante del campo y la bicicleta

El boyacense fue campeón mundial de ciclomontañismo en la modalidad de maratón. Vive en Europa y extraña el calor de su hogar. Será uno de los galardonados en la ceremonia del Deportista del Año de El Espectador y Movistar.

Leonardo Páez, de 37 años, fue campeón mundial en septiembre. / Cortesía

La vida de Leonardo Páez comenzó entre el pasto largo, la boñiga, el concentrado y el cantar de los gallos que acompañaba los amaneceres. En el campo gestó su carácter, entre los cultivos de papá y fríjol, y las tardes que se pasaban con aguapanelas que, según él, resultaban ser el antídoto más efectivo contra el frío que calaba los huesos.

En medio de esos terrenos fangosos y repletos de dificultades, Páez se enamoró de cómo rodaban por allí las llantas embarradas y de la forma en la que fortalecía sus piernas con cada difícil pedalazo. Debió ahorrar para comprar su primera bicicleta a los 16 años. La utilizaba para divertirse, pero notaba que se destacaba.

Y aunque pensó también en competir en el ciclismo de ruta, pues le iba muy bien en las pruebas de fondo, el ciclomontañismo lo sedujo más por la ventaja de haber crecido en una geografía propicia para ese deporte. Arrasaba en los campeonatos regionales, nacionales y panamericanos, y sus sueños crecían.

El objetivo de Leonardo cada vez que se subía a la bicicleta era llegar a lo más alto. Lo logró el pasado 22 de septiembre, cuando conquistó el título mundial de ciclomontañismo en la modalidad de maratón. Con 37 años se puso la camiseta blanca con el arcoíris en el pecho, la que todos los que pedalean sueñan lucir.

Páez siempre había estado cerca de ganar. Había sido tres veces segundo y en una ocasión, tercero. Por eso, en el momento en el que estuvo en lo más alto del podio en Grachen (Suiza) y fue reconocido por la Unión Ciclística Internacional (UCI) como el mejor, la sonrisa brilló tanto como el oro de la medalla que reposaba en su torso, mientras las manos arriba con un ramo de flores en la izquierda denotaban la victoria.

Con un tiempo de 4 horas, 17 minutos y 58 segundos, superó por 26 segundos al checo Kristian Hynek y por 1 minuto y 13 segundos al italiano Samuele Porro, y consiguió un título histórico para Colombia, su amado país, al cual espera representar en la prueba de cross country en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Estoy muy contento con el resultado. Fue realmente técnico, así que comencé a prepararme para esto al comienzo de la temporada. Es muy difícil describir cómo me siento, porque hace mucho tiempo que intento ganar esta camiseta. Ahora soy el campeón del mundo. ¡Gracias a todos!”, dijo ese memorable día el emocionado Páez, quien corre para el equipo Giant Liv Polimedical y festejó solitario en la meta.

Demostró que nunca es tarde para cumplir los sueños. Tenía pendiente ser campeón mundial, algo que pocos seres en el planeta pueden alcanzar. Él lo hizo. Y en su mente nunca dejaron de trasegar sus orígenes. Para Leonardo ningún lugar en el mundo se puede comparar con la vereda El Espinal, del municipio de Ciénega, en donde nació hace 37 años. Ni siquiera Missaglia, el tranquilo pueblo cercano a Milán, en el norte de Italia, donde vive desde hace una década, cuando firmó con el equipo Bianchi, de la mano del técnico Andrea Bianco.

Probablemente Páez, en algún momento, regrese a su amado campo a continuar con la labranza de la tierra y el cultivo de granos. Por ahora se enfoca en nuevas metas deportivas, bajo una premisa: “Es importante siempre creer en tus propias oportunidades y nunca tener miedo de luchar. El ciclismo nos enseña a vivir. Aprende a escuchar tu cuerpo, tus sentimientos y buenos consejos de quienes tienen más experiencia que tú, siempre con humildad y tenacidad”.

Leonardo Páez será uno de los nominados en la ceremonia de premiación del Deportista del Año de El Espectador y Movistar, el 9 de diciembre en el hotel Hilton Corferias de Bogotá, en la que, como es costumbre, se destacarán en el podio las categorías Mayores y Juvenil, Técnico, Dirigente, Equipo, Revelación, Vida y Obra y el Juego Limpio Guillermo Cano. Usted podrá ser parte de esta elección votando por su deportista favorito. Ingrese a nuestra página de internet (http://deportistaee.elespectador.com/) o diligencie el cupón que sale publicado en la edición impresa.

893637

2019-11-30T21:00:00-05:00

article

2019-12-02T11:54:38-05:00

[email protected]

none

Redacción Deportes - @DeportesEE

Otros Deportes

Leonardo Páez, amante del campo y la bicicleta

47

4251

4298