Luego de 15 meses, el pesista Francisco Mosquera es campeón del mundo

Se convirtió en el segundo colombiano en coronarse campeón mundial de levantamiento de pesas.

Mosquera luego del envión. / IWF.net

Francisco Mosquera esperó —impaciente, pero esperó—, 15 meses para ser exactos, a que pasara el tiempo, a que se esfumara el dolor de no haber podido estar en los Juegos Olímpicos de Río, a que el tendón de su rodilla izquierda mejorara, a poder hacer el movimiento sin molestia, sin dolor. Y la recompensa a su paciencia llegó en el Campeonato del Mundo que se está llevando a cabo en Anaheim (Estados Unidos). El antioqueño fue el mejor en los 62 kilogramos y se quedó con la medalla de oro con un total de 300 kg, logrando así un éxito que nuestro país no tenía desde 2013, cuando Óscar Figueroa lograra subirse al primer escalón del podio.

Aunque en el arranque no le fue tan bien, pues apenas pudo sostener con sus brazos extendidos 130 kg, la pausa sirvió para soportar en el envión los 170 kg y llegar al total que hoy le permite ser el mejor del planeta en su categoría. Su máximo rival, el japonés Yoichi Itokazu, se colgó la medalla de plata por apenas un kilogramo (134 y 165 kg), mientras que el bronce fue para el georgiano Shota Mishvelidze (135 y 163 kg).

Gran victoria para el deportista que hace dos años se quedó con dos preseas de plata en el mismo evento que se desarrolló en Houston (EE. UU.) y quien viene de brillar en los recientes Juegos Bolivarianos de Santa Marta. Cierre perfecto de una temporada que marcó su regreso a la alta competencia y que sirvió de inicio para un nuevo objetivo, los Olímpicos de Tokio en 2020.