Luis Fernando López: “Las marcas pasan a un segundo plano”

Eso es lo que dice el entrenador pastuso al referirse a la final de la marcha 20 km en los Juegos Panamericanos de Lima, este domingo. La inclinación del circuito será un punto de análisis a la hora de arriesgar por una competencia rápida.

 Luis Fernando López (de rojo) es ahora entrenador del equipo nacional de marcha que participa en Lima 2019.  / COC

Nada fácil la tendrán mañana, domingo, los cuatro marchistas colombianos que participarán en la final de los 20 kilómetros marcha de los Juegos Panamericanos de Lima. Primero, porque los antecedentes en estas justas indican que los nuestros apenas han ganado una vez esta prueba, con el boyacense Héctor Moreno (1h24:56) en La Habana 1991. En total han logrado nueve preseas: la mencionada más una plata y siete de bronce, dos de ellas en los 50 km (ver tabla).

Segundo, porque, a pesar de las proyecciones del Comité Olímpico Colombiano de apuntarle al menos a una medalla de oro, otros más optimistas hablan de dos victorias, ya en la pista tendrán que superar el poderío de brasileños y guatemaltecos. En las marcas individuales los auriverdes llegan con mejores registros personales en la temporada: mientras el campeón mundial vigente Éider Arévalo, uno de los favoritos para imponerse, llega con un tiempo de 1h21:15, el brasileño Bonfim Oliveira de Sena tiene como carta de presentación 1h18:47 y también supera a José Leonardo Montaña (1h20:18). El guatemalteco José Alejandro Barrondo (1h19:55), sobrino del medallista de plata olímpica Erik Barrondo, también luce muy fuerte.

En mujeres, Sandra Lorena Arenas (1h28:49) es superada en la temporada por la brasileña Erika Rocha de Sena (1h27:38). Otra rival es la peruana Gabriela García (1h28:56). La cuarta integrante del quipo tricolor, Sandra Galvis, llega con tiempo personal de 1h30:33.

Habla Luis Fernando López

En un corto diálogo con El Espectador, el entrenador del equipo colombiano, Luis Fernando López ¬campeón del mundo en 2011¬ habla de la expectativa, de la ansiedad de sus dirigidos, del mal estado del tiempo en Lima, de algunos consejos para sus dirigidos y de la poca importancia de las marcas personales con que llegan los competidores.

¿Qué tanto pesan las marcas personales de temporada con las que llegan los marchistas a la competencia del domingo. Los nuestros son superados en ambas ramas por los brasileños. ¿Eso indica algo?, ¿le preocupa como entrenador?

En estos juegos las estrategias son diferentes y las marcas pasan a un segundo plano, ya que lo importante son las preseas. Ellos se han enfrentado varias veces en los últimos tiempos y en duelos directos, tanto en mujeres como en hombres, los nuestros han terminado adelante. Dios permita que este domingo puedan cumplir sus objetivos de vida, ya que ellos saben la relevancia de ser medallista en Juegos Panamericanos. Ser parte de la historia es su mayor anhelo.

Hay invierno en Lima. ¿El mal estado del tiempo podría variar el plan de carrera o es igual que competir en verano?

El invierno de Lima hace que sufran menos los deportistas en competencia. Pueda que se den unos tiempos buenos, pero la inclinación del circuito será un punto de análisis a la hora de arriesgar por una competencia rápida. En verano es diferente la asistencia en la mesa de hidratación, porque conlleva más logística, ya que no solo se debe proporcionar al atleta líquidos con buenos carbohidratos para mantener la energía, sino que además se le debe entregar bebidas frías para mantener una temperatura corporal regulada y tener un mejor rendimiento en competencia.

¿Qué tipo de trabajo hará con el equipo este sábado, previo a la competencia?

Será un trabajo muy corto pero intenso para mantener activado al deportista, además de bajar un poco la ansiedad ya que se han disminuido las cargas en los últimos días y la mente entra en una ansiedad precompetitiva.

¿Cuál es la expectativa para este domingo?

La expectativa siempre estará latente, debido a los resultados que ha obtenido la marcha atlética en los últimos tiempos. Pienso que el grupo que viene es ambicioso, sin lugar a dudas hace parte de la mejor generación del atletismo y aunque todos los atletas se preparan para ganar, los nuestros están concentrados en hacer las cosas bien.

¿Les ha dado a los muchachos algún consejo especial?

Solo recabar en hacer las cosas bien, porque el que hace las cosas bien es quien al final está mejor ubicado. Eso me lo dijo un día Querubín Moreno y tenía toda la razón.

*Autor de “La fabulosa historia del atletismo colombiano”.

874143

2019-08-02T22:00:00-05:00

article

2019-08-02T22:00:01-05:00

[email protected]

none

José Ricardo Avila Palacios

Otros Deportes

Luis Fernando López: “Las marcas pasan a un segundo plano”

63

4556

4619

 

contenido-exclusivo

El deporte y la doble moral en la historia

Yuri Alvear, de Jamundí a Tokio

En Tierrabomba nacen los Amigos del Mar

Tokio 2021, la tercera será la vencida