Mauricio Valencia: “Ganar medallas ya no es suficiente, ahora quiero hacer historia”

Noticias destacadas de Otros Deportes

El lanzador llanero, que se prepara para los Juegos Paralímpicos de Tokio, participa desde este miércoles en el Grand Prix de Dubái. Es el mejor del mundo en jabalina y quiere serlo también en bala.

“Hay gente que me dice que me volví creído”, reconoce Mauricio Valencia, el único paratleta colombiano que ha ganado una medalla de oro en unos Juegos Paralímpicos, los de Río 2016.

“No es chicanear por chicanear, es estar seguro del entrenamiento que vos realizás y de las cosas que podés alcanzar. Yo quiero inspirar a otros atletas y mostrarles que hay algo más allá que solo ganar”, agrega.

Le puede interesar: Mauricio Valencia, siempre al máximo

Valencia se prepara para los Juegos Paralímpicos de este año, en Tokio. A pesar de ser medallista paralímpico, campeón parapanamericano y del mundo, y dueño de la mejor marca en lanzamiento de jabalina, esos logros no son suficientes para él.

En Japón, además de repetir el oro en jabalina, Mauricio Valencia tiene el objetivo de ganar también el lanzamiento de bala, hazaña deportiva que, según él, lo ubicará para siempre en la memoria paralímpica.

¿Está emocionado por volver a competir después de un año parado por la pandemia?

Esto ha sido un aprendizaje, la nueva realidad que llaman. Hemos tenido que implementar diferentes rutinas a las que antes no estábamos acostumbrados. No solo son los protocolos de bioseguridad, también es el entrenamiento y el trabajo para afrontar las competencias. Es emocionante volver a reunirte con tus compañeros de la selección de Colombia y es inspirador regresar a Dubái a competir.

¿Qué desempeño espera tener en este Grand Prix?

Esperamos, como siempre, encontrarnos muy sólidos y compitiendo de la mejor manera. Hay mucho protocolo de bioseguridad que nos tiene a la expectativa. Pero, cuando llegue el momento en que me digan que voy lanzar, creo que ejecutaré las cosas como sé y lo haré bien, porque cuando yo me subo a ese banco es como si hiciera magia. Cuando empiece la competencia me concentraré en lo mío y en hacer feliz a la gente, que es lo que me gusta.

Lea: Dubái, la antesala de los atletas paralímpicos para los juegos de Tokio

En la delegación colombiana hay muchos deportistas debutantes, ¿qué consejos les da?

Que hay que afrontar esto con mucha tranquilidad. Uno de los atletas que está estrenándose en Colombia es muy amigo mío, se llama Christian Escobar. Cuando supe que estaba convocado lo llamé y le dije: “Vos tranquilo, yo sé que vas para Dubái y que suena genialísimo, pero el truco está en no pensar en el sitio en el que vas a competir. Tú vas es a trabajar. Cuando vos ya hayas hecho tu registro y estemos clasificados a Tokio, ahí sí podés conocer, pero primero vamos a estar enfocados en ganar y en competir. Nosotros no vamos de paseo, vamos a traer medallas y a representar a Colombia”.

¿Después de ganar la medalla de oro en Río siente más presión para competir en Tokio?

La competencia es la competencia. Mirá, yo nunca me pongo a pensar: “Ay, yo soy campeón paralímpico o del mundo”. Cuando estás ahí, lanzando, es como si no hubiera pasado nada. Siempre me acuerdo de las palabras de mi entrenador, Freiman Leonel Arias: “En el momento en el que tú te volvés el primero, todo el mundo va por tu cabeza. Entonces está en vos, como atleta, trabajar más fuerte para que en el momento en que los demás vayan por tu marca, vos podás superar lo que ya lanzaste”. El secreto está en no decir: “No, yo soy el campeón y con eso basta”. Ahí sí te pelan todos los que trabajan para superarte.

¿Qué resultado espera lograr en Tokio?

Mi intención ya no es ganar. Ahora mi objetivo es hacer algo extraordinario. Todo el mundo habla de Mauricio Valencia, el lanzador de jabalina, el campeón del mundo y el medallista paralímpico, pero ahora quiero ganarme el lanzamiento de bala. En esa prueba hemos tenido muchas alegrías ganando medallas de bronce. Yo, por ejemplo, en Río y en el campeonato del mundo, pero ya me cansé de verme en el tercer puesto, esta vez quiero el primer lugar.

Mi proyección es vencer en las competencias de bala y de jabalina. Incluso, la jabalina la quiero ganar en un solo lanzamiento. Mi intención es lograrlo para poner mi nombre en los libros de historia. Hay gente que me dice: “No, pero vos ya estás en los libros, ya sos campeón”, y yo les respondo que quiero más. Hay hazañas deportivas que están para romperse. Un récord lo bate cualquiera, pero ganar una prueba en el primer intento o ganar en lanzamiento de bala siendo lanzador de jabalina, sería algo histórico.

No se pierda: Colombia, una Liga de paso

Quiero que mi hijo Ángel Máximo Mauricio, mi mayor inspiración, se siga sintiendo orgulloso de su papá, “el atleta”, y que presente mi palmarés con tanta emoción como lo hace ahora. Eso es lo que yo busco, porque él es la única persona que me interesa enorgullecer.

Comparte en redes: