Miguel Ángel Rodríguez accedió a los cuartos de final del Allam British Open

El colombiano, número 14 del mundo, superó al egipcio Omar Mosaad y se metió en el grupo de los ocho mejores del certamen.

Miguel Ángel Rodríguez accedió a los cuartos de final del Allam British Open
Rodríguez es el único latinoamericano en competencia.Federación Colombiana de Squash

El squashista Miguel Ángel Rodríguez accedió este jueves a los cuartos de final del Allam British Open, el evento más importante de la gira europea y que es similar a Wimbledon en el tenis. El bogotano, quien en los últimos años ha estado metido entre los 20 mejores del mundo en este deporte, superó al egipcio Omar Mosaad en cuatro sets con marcador de 11-6, 7-11, 12-10 y 11-1 para así meterse en el grupo de los ocho mejores de un evento que reúne a los grande exponentes del squash.

Rodríguez tuvo que trabajar a tope para no perder el tercer parcial y, tras el golpe anímico de ganar ese capítulo, el último fue una muestra de contundencia y estrategia que no le permitió a su rival tomar la iniciativa y dejándolo siempre a la defensiva.  Este fue el noveno enfrentamiento entre ambos dejando ahora al bogotano con la serie a su favor por 5-4.

"Fue un partido raro. No hubo peloteos largos y por eso intenté buscarlos y creo que eso me funcionó. La clave del partido fue el desempate que gané. Es muy emocionante estar acá porque soy el único latinoamericano que está jugando este torneo y eso significa mucho para mí", dijo al final del encuentro.

Miguel Ángel, quien en primera ronda superó al también egipcio Ramy Ashour, seguirá ahora su camino con otro rival del mismo país: Ali Farag, número dos del planeta y uno de los que ha jugado más torneos esta temporada (13 en total).

Recordemos que el colombiano tiene como mejor resultado del año las semifinales del Suburban Collection Motor City Open, certamen en el que cayó con Marwan Elshorbagy, quien se interpuso en su camino a la final. En caso de avanzar a semis en Inglaterra, Rodríguez haría historia en uno de los torneos más prestigiosos del mundo que, por cierto, ganó el año pasado el francés Gregory Gaultier, superando la hegemonía egipcia de la última década.