Minuto de silencio en solitario de un nadador español por víctimas de atentados

Fernando Álvarez conmovió al mundo con su gesto por los fallecidos en atentado en Barcelona durante el Mundial Master de Natación. Los organizadores le habían dicho que "no podían perder tiempo".

Fernando Álvarez guarda un minuto de silencio en su prueba de 200 pecho ante la negativa de la organización y la FINA.Club Natación Cadiz

El atentado de Barcelona dejó al menos 15 muertos y un centenar de heridos. Fue un golpe duro para España. Gran cantidad de ligas europeas rindieron un minuto de silencio en honor a las víctimas. Pero uno de los homenajes que más conmovió lo realizó el nadador español Fernando Álvarez, representante del Club Natación Cádiz en el Mundial Master. El deportista dejó de competir para poder realizar un minuto de silencio en respeto a los fallecidos en el atentado.

Antes de competir en Budapest en la prueba de los 200 metros pecho, el nadador había pedido permiso para realizar el minuto de silencio. Pero recibió una respuesta sorpresiva: "No, no se puede perder tiempo". Pero el nadador español iba a hacer lo imposible para cumplir con su homenaje. Y así fue.

“Me afectó muchísimo. Mi hija y mis nietos viven en Barcelona, ella estuvo a punto de ir a las Ramblas aquel día. No fue y se libró”, dijo el nadador español en diálogo con el periódico Vanguardia de España. Cuando sonó la campana de largada y todos sus rivales se lanzaron rápidamente a la pileta, él se quedó parado en su lugar y realizó el minuto de silencio.

Tras rendir el homenaje a las víctimas por el atentado en Barcelona, el español realizó la prueba y la perdió. “No podían penalizarme, pero anularon mi tiempo porque excedía el mínimo permitido. No me importó. Lo volvería a hacer, aunque perdiera”, precisó.


CLUB NATACION CADIZ on Twitter

Para Fernando Álvarez la natación lo es todo. No solo lo demuestra cada vez que habla de ella con un brillo especial en los ojos, sino también con sus proyectos. “Voy a comenzar una campaña para que la natación pase a ser una asignatura. Es más o igual de importante que las matemáticas. Este año ha habido desgracias en playas y piscinas que se podrían haber evitado. Además, se trata de un deporte que serviría para unir países”, precisó al diario español.

Fernando Álvarez empezó a nadar a los 14 años y en 1962 entró al club Real Madrid, “ahí teníamos un equipo muy potente”, recuerda. Años más tarde empezó a estudiar y las obligaciones diarias lo desanimaron y terminó dejando la natación. Por eso nunca fue profesional en este deporte. No obstante, el amor por la piscina lo hizo regresar y ha logrado en la categoría master presentaciones notables: se coronó campeón de Cataluña y además, ha logrado récords en España y Andalucía.