Nueva locura de Conor McGregor: se metió a la jaula e increpó al árbitro de una pelea ajena

Ingresó, sin estar autorizado, varias ocasiones al octágono, celebró el triunfo de un compañero, fue detenido por el personal de seguridad y se retiró ovacionado.

El irlandés Conor Anthony McGregor, luchador de artes marciales mixtas.AFP

Conor Anthony McGregor protagonizó una nueva locura. En el Bellator 187, empresa competidora de la UFC, su compañero de equipo Charlie Ward ganó una pelea y se metió al octágono a abrazarlo. El combate no había terminado de manera oficial, por lo que el personal de seguridad intentó detener al irlandés. El árbitro intervino y McGregor y lo increpó. ("Soy engreído y arrogante, pero trabajador y humilde": Conor McGregor)

McGregor, quien no estaba autorizado para ubicarse en la zona cercana al escenario de la lucha, se retiró de allí pero volvió un par de veces más. Cada vez que abandonó la jaula fue ovacionado por el público de su natal Dublín, donde Ward derrotó a John Redmond.

Finalmente, Después del nocaut, McGregor, quien hace pocos días presentó su película documental “Notorius”, saltó al lugar de la pelea para abrazar a Ward, que terminó saliéndose del octágono para celebrar con el irlandés que en agosto pasado debutó en el boxeo frente a Floyd Mayweather.

El último enfrentamiento de Conor McGregor en las artes marciales mixtas, donde no se lleva muy bien con el juez Marc Goddard (al que increpó en esta ocasión), fue en noviembre del 2016: mantuvo el cinturón de peso ligero de la UFC tras vencer al estadounidense Eddie Álvarez.

últimas noticias

Más listos que nunca

Colombia, campeón de los Juegos Suramericanos

El deporte de Colombia sigue creciendo