Orlando Duque y su idea de redescubrir Colombia

El clavadista colombiano de 43 años saltó desde un helicóptero al mar de San Andrés. Su idea ahora es saltar en lugares del país como ríos en el Valle del Cauca y otros sitios en el Pacífico, en el Putumayo, en la Sierra de La Macarena y en la Orinoquía.

Orlando Duque ejecutando uno de sus saltos desde un helicóptero al mar de San Andrés. Cortesía Red Bull

La leyenda de los clavados de gran altura, el vallecaucano Orlando Duque, emprendió junto con la Armada Nacional de Colombia el primero de varios proyectos que tiene en sus planes para redescubrir el país, por medio de sus impecables saltos en lugares poco explorados.

Alguna vez saltó en la Isla de Malpelo, en el Pacífico colombiano y luego lo hizo en el Amazonas Colombiano. Otra vez se radicó de nuevo en su país, tras 20 años de vivir por fuera: dos años en Austria y 18 en Hawái. “Queremos redescubrir Colombia con mi perspectiva, porque yo veo el país con ojos diferentes y siempre busco sitios para saltar”, reconoce el caleño, múltiple campeón mundial de saltos de gran altura en la Serie Mundial Red Bull Cliff Diving, la más importante de este deporte en el planeta. También fue campeón Mundial FINA en Barcelona 2013.

Su primera idea ya se cristalizó, porque junto con la armada Nacional, el primer campeón mundial de la historia en saltos de gran altura se desplazó a San Andrés para iniciar el nuevo descubrimiento de su nación, la conquista de los lugares más asombrosos que muchos colombianos ni siquiera conocen.

Con el emblemático Buque ARC 20 de Julio, un tipo patrullero hecho en Colombia, que dispone de helipuerto desde donde ubicaron el helicóptero ARC225 y con el apoyo del buque hidrográfico ARC 'Roncador', Orlando emprendió el primer proyecto en la Isla de San Andrés, para saltar a 22 metros de altura desde el ARC225, suspendido en el aire.

“La colaboración de la Armada Nacional fue increíble, la verdad que es diferente trabajar con ellos porque tienen esa formación militar de orden y disciplina, por eso la seguridad fue impecable y permitió que lográramos todo lo que queríamos”, reconoció Olrando, quien añadió que “fueron siete saltos desde unos 22 metros de altura, desde un helicóptero espectacular, creo que de los más estables desde donde he saltado y la tripulación fue demasiado profesional, atendiendo cada pedido mío de ubicación del helicóptero, por eso toda la maniobra fue impecable”.

Pero el caleño no se quedó sólo con los saltos en sí, pues también describió “la belleza de poder sobrevolar San Andrés, con el color del agua tan bonito, la isla y el ambiente que se vive allá, todo hizo que me sintiera muy bien saltando de nuevo en Colombia, haciendo que San Andrés, aún estando tan lejos, sea parte fundamental de nuestro país”.

Con esta primera salida por Colombia, ahora la idea de Orlando y su equipo de trabajo es continuar con esta expedición por Colombia, pues así como en Malpelo, Amazonas y ahora San Andrés, Orlando siente que “debemos explorar un poco el interior, porque ya hemos encontrado unos ríos en el Valle del Cauca y otros sitios en el Pacífico, en el Putumayo, en la Sierra de La Macarena y en la Orinoquía, entonces con el apoyo de la Armada queremos continuar, que no acabe aquí, que podamos mostrar lugares bonitos de nuestro país que a veces ni sabemos que están ahí”.