Pesistas colombianos miran hacia Tokio 2020

El deporte más exitoso para Colombia en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta 2017

Yenni Sinisterra, múltiple medallista dorada en eventos internacionales. / EFE

El levantamiento de pesas es estrategia y fuerza pura. Un pesista no sólo debe saber cuánto puede alzar sino conocer al contrincante y, con la ayuda de su entrenador, buscar la forma de vencerlo mental o físicamente. En los Juegos Olímpicos, este ha sido un deporte clave para Colombia. Desde Sídney 2000 se han alcanzado medallas en esta disciplina. María Isabel Urrutia fue la que abrió el camino y desde entonces la siguieron Mábel Mosquera, Diego Salazar, Óscar Figueroa y Luis Javier Mosquera, además de Leidy Solís, por el positivo de la ucraniana Natalia Davidova y de la china Liu Chunghong.

Pero el proceso no ha sido fácil. Se requiere estar buscando constantemente jóvenes para fortalecer las bases de las selecciones nacionales. “Colombia actualmente tiene muchos atletas de proyección y un gran desarrollo con pesistas nuevos en las categorías sub-17 y juvenil”, afirma el entrenador nacional, Oswaldo Pinilla. Ha sido un proceso en el que se ha apoyado a las regiones en las que hay potencial. La Federación Colombiana de Pesas le ha apuntado a tener una reserva deportiva, a formar niños que piensen en las pesas y se dediquen de lleno a eso.

Esta temporada ha sido una muestra de ello. En el mundial juvenil que se realizó en Tokio (Japón), en junio, brillaron Yeison López, Santiago Rodallega, Nathalia Llamosa, José David Mosquera y Jhonatan Rivas. En este evento, la delegación nacional sumó ocho medallas. En el Panamericano Sub-17, Colombia se coronó campeón con 28 preseas doradas. Valeria Rivas, Yenni Sinisterra y José Osorio fueron quienes se destacaron.

Ellos llegan a fortalecer a una selección que cuenta con Luis Javier Mosquera, Mercedes Pérez, Lina Rivas, Andrés Caicedo y Francisco Mosquera, entre otros. “Existe un grupo proyectado para lo que serán los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero se está trabajando con un grupo grande para los Juegos Olímpicos de París 2024. El éxito está en que hemos tenido unos procesos de entrenamiento y concentración muy largos”, dice Ana Edurne Camacho, quien fue presidenta de la Federación Colombiana de Pesas durante el pasado ciclo olímpico.

Ese proceso de concentración es de 11 meses al año. Los jóvenes entrenan sin cesar en Cali. Se enfocan únicamente en el levantamiento de pesas. “Los deportistas cuentan con un entrenador que sabe tratarlos y les exige lo necesario. Además tienen un apoyo médico interdisciplinario en el que se les brinda psicólogo, preparador físico, entrenador, fisioterapeuta, masoterapeuta. Se les cubre todo para que tengan con qué dar el 100 % en el momento del entrenamiento y mejoren así su rendimiento deportivo”, agrega.

También cabe resaltar que, en todas las categorías, los pesistas tienen la oportunidad de asistir a eventos internacionales y se miden con los mejores del mundo. “Buscamos que se midan contra los que van a ser sus rivales en los Juegos Olímpicos, para que progresen. Así se va a adquiriendo la madurez deportiva”, resalta Pinilla.

“Nuestro objetivo es estar en el podio de Tokio 2020 con dos o tres atletas y vamos en buena dirección”, destaca.

@J_Delahoz

jdelahoz@elespectador.com