Pyeongchang 2018: un sueño hecho realidad para Laura Gómez

La patinadora colombiana quedó eliminada en semifinales de la prueba de Mass-Start de los Juegos Olímpicos de Invierno. Va por Pekín 2022.

Laura Gómez y su primera participación en los Juegos olímpicos de Invierno.AFP

Laura Gómez, la patinadora colombiana que se pasó hace seis meses de las ruedas al hielo, quedó este sábado eliminada en semifinales de la prueba de Mass-Start de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang-2018, pero se mostró contenta por haber dado todo y quiere llegar hasta Pekín-2022.

La antioqueña de 27 años, que conoció menos de una semana antes del inicio de los Juegos que podía participar, fue décima entre doce en la primera semifinal, con un tiempo de 8:54.99, en una serie ganada por la italiana Francesca Lollobrigida.

"Fue una carrera muy dura. Sabíamos que iba a ser así porque estábamos en unos Juegos Olímpicos. Queda esa espinita de no haber clasificado a la final, pero lo di todo y esa es la tranquilidad que me queda", dijo la patinadora.

"No quedó una gota de vida en mi cuerpo. Traté de cuidarme mucho, de no chocar porque hubo mucha caída por esos choques", añadió.

En la final, el título fue ganada por la japonesa Nana Takagi.

Laura Gómez se lanzó al hielo después de que el año pasado no fuera incluida en la selección colombiana de patinaje sobre ruedas.

"No sé si es el destino, pienso más que es Dios. Cuando las cosas van a pasar, pasan, y encuentran el camino. Decidí venir acá por diversión. Pasé un momento muy amargo que era no clasificar a la selección de ruedas y quería probar en el hielo. Y las cosas salieron mucho mejor de lo que esperaba", explicó.

"Para mí era lo máximo llegar a los Juegos. Estando acá me levantaba por la mañanas y me decía, ¡guau!, ¿esto es cierto?", afirmó.

Su compañero Pedro Causil, 16 veces campeón del mundo de patinaje sobre ruedas, que fue 20º en 500 metros y 34º en 1.000 metros, en esos Juegos, duda si seguir en el hielo.

"Es una pregunta muy difícil. Estoy completamente enamorada de este deporte, a pesar de que toda la vida hice ruedas. Esto me identifica más como deportista", señaló.

"Me gustaría poder quedarme, pero depende de muchas cosas. Es un deporte muy costoso, necesitamos apoyo. Hay que plantear bien la idea pero si se puede, me quedaría feliz acá em el hielo", dijo.

La colombiana querría estar en los próximos Juegos de Invierno de Pekín-2022. "Inicialmente no era un objetivo venir a los Juegos, pero una vez que estoy acá, me digo que voy por otros más", indicó.

"Desde que llegué al hielo todo han sido lindas sorpresas y creo que es porque he sabido tomarlo con tranquilidad. Incluso hoy me levanté y me dije ¿por qué estoy tan tranquila? Debería estar un poco asustada pero no y creo que ese ha sido mi mayor beneficio acá", explicó.

"Quedé fuera de la final, pero no fue por descuido, sino porque las otras niñas estaban más fuertes. Me queda que debo seguir trabajando duro para unos próximos Juegos", añadió.

Estos Juegos de Invierno han sido un largo recorrido desde que empezó a patinar casi siendo un bebé.

"Mi mamá me decía hace poco que me recuerda cuando tenía dos años y medio yendo con los patines de un poste de mi casa a una pared. Así me la pasaba toda una tarde", dijo.

"Empecé en un municipio que se llama el Carmel de Viboral, en Antioquia. Patinábamos en las calles, en el polideportivo, en el parque y finalmente nos hicieron la pista", señaló.

"En 2011 me fui a Medellín a la universidad y ahí empecé a entrenar en una pista. Me siento muy orgullosa de decir que la gente de los pueblos puede seguir adelante y mostrar que si hay talento, simplemente hay que tener berraquera, coraje y salir adelante", concluyó una sonriente Laura Gómez.