Reversazo de Bogotá para realizar Mundial de Media Maratón 2020

En una carta dirigida a la IAAF, el director del IDRD Pedro Orlando Molano desiste a la postulación argumentando que la ejecución presupuestal del gasto público supera el período constitucional de gobierno de la actual administración.

Feyisa Lilesa ganó la media maratón de Bogotá en 2017.Óscar Pérez

“Revisada la información de la IAAF sobre la organización y contratación para la realización del evento, encontramos que la ejecución presupuestal del gasto público supera el período constitucional de gobierno de la actual administración (2016-2019), lo cual nos enfrenta a la limitación legal para asumir compromisos con cargo a vigencias futuras que excedan el período de gobierno”, ese fue el argumento que presentó el director del IDRD Pedro Orlando Molano para declinar la postulación de Bogotá para el Campeonato Mundial de Media Maratón 2020.

La reacción de la Federación Colombiana de Atletismo en cabeza de su presidente Ramiro Varela al conocer el documento fue responderle a Molano pidiéndole reversar esta decisión, argumentando que sería perjudicial para la imagen del país, a tres semanas de la fecha de presentación final del proyecto, en Mónaco (25 de noviembre). Fecha en la que seguramente se recibiría la adjudicación de uno de los eventos más importantes en la historia deportiva de la ciudad.

“Hemos solicitado al alcalde, Enrique Peñalosa, ratificar el aval para la realización del importante evento deportivo, por la alta conveniencia en su ejecución, no solo por albergar a los mejores atletas del mundo de más de 75 países, si no lo que representa en seguir mejorando la cultura deportiva bogotana y de la nación”, escribió Varela en un documento que compartió a los medios de comunicación.

Orlando Molano en diálogo con ColombiaSports se escudó en el presupuesto para haber tomado la decisión. “A Bogotá le corresponde aportar $2.400 millones para el Mundial de Media Maratón. Contando todos los gastos, el Mundial le valdría a la ciudad cerca de $4.000 millones”, dijo el director. “El Instituto no puede comprometerse con el presupuesto necesario. No es falta de visión. Ojalá pudiéramos hacer todos los eventos posibles. ¿Qué es mejor? ¿Construir más pistas de atletismo o tener un campeonato?”, se preguntó.

Bogotá, una ciudad sin grandes eventos deportivos

Históricamente Bogotá no ha sido una ciudad de grandes eventos deportivos. Entre los más recordados están los Juegos Bolivarianos de 1938, la primera edición de las justas; el Mundial de Ciclismo en 1995; el Club Colombia Open de tenis; el ATP 250 de Bogotá, que organizaba Imla y ser una de las sedes del Mundial sub-20 que se disputó en el país y de la Copa América de 2001. También se resalta la media maratón de Bogotá, haber sido sede de dos repechajes de Copa Davis y una parada de copa mundo de esgrima.

De resto, ciudades como Medellín y Cali se quedan con las citas deportivas que llegan al país. Copas Mundo de Ciclismo de Pista, Mundial de BMX, Mundial de Futsal, entre otras, se han disputado en estas dos ciudades. Además, Santa Marta va a recibir los Juegos Bolivarianos y Barranquilla los Juegos Centroamericanos y del Caribe.