"El aislamiento preventivo obligatorio se extenderá hasta el 27 de abril": Iván Duque

hace 5 horas
contenido-exclusivo

Tom Brady, la leyenda continúa

A los 42 años, el mejor mariscal de campo de la historia deja los Patriotas de Nueva Inglaterra después de 20 temporadas. Asume un nuevo reto. Ya no juega por la plata, sino por la gloria.

Tom Brady es considerado por muchos especialistas como el mejor mariscal de campo de la historia de la NFL. / AFP

No se trata de la nueva promesa del deporte mundial, sino de un veterano de 42 años con un palmarés envidiable, pero aún con ganas de nuevos retos.

Tom Brady, legendario mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra durante veinte temporadas, firmará con los Bucaneros de Tampa Bay, por la bobadita de US$30 millones al año.

La plata, seguramente, no es su motivación, porque recibiría incluso más solamente por contratos de patrocinio y derechos de imagen, así se quedara sentado en el sofá de su casa.

Le puede interesar: Oficial: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 siguen en pie

Asumir este desafío y hacerlo con algún éxito en uno de los equipos modestos de la NFL seguiría agigantando su leyenda. Brady, a pesar de brillar en un deporte de menor impacto global, es considerado uno de los mejores deportistas de todos los tiempos y su nombre, pase lo que pase de aquí en adelante, se escribirá con letras doradas al lado de los de Michael Jordan, Pelé, Mohamed Alí, Michael Phelps, Michael Schumacher, Babe Ruth, Roger Federer, Diego Maradona, Valentino Rossi, Tiger Woods, Lionel Messi y Eddy Merckx, entre otros.

Aunque se pensaba que estaba en el ocaso de su carrera, al menos cuatro franquicias le hicieron ofertas apenas se enteraron de su rompimiento con el dueño de los Pats, Robert Kraft, y entrenador en jefe Bill Belichick, con quienes ganó seis anillos de campeón de la liga profesional que más arraigo tiene en Estados Unidos.

Hecho a pulso

En su época de estudiante en la Universidad de Míchigan, Tom Brady era apenas el séptimo mariscal del equipo. De hecho, sus entrenadores le aconsejaron que para mantener su beca se dedicara al béisbol o al baloncesto, disciplinas en las que también se destacaba.

Pero su gran sueño era ser jugador profesional y nunca se dejó desanimar por los tropiezos. Ni siquiera cuando en el draft (sorteo de jugadores universitarios graduados) de 2000 fue elegido en el puesto 199. Seis jugadores de su posición fueron seleccionados antes que él. Era considerado débil, lento y con poca visión de juego. Su futuro en la NFL no era promisorio.

Pero a punta de trabajo y disciplina, el californiano se fue puliendo. Contrató psicólogo, preparador físico y chef personal. Le dedicó de lleno su vida al deporte. “Sin duda su juego ha evolucionado. Cuando empezó era hasta limitado; ahora, es una leyenda”, explica Álvaro Martín, especialista en fútbol americano de la cadena internacional de televisión ESPN.

Su compañero Raúl Allegre agrega que “sus números hablan por él, pero además ha sabido variar su estilo, se ha ajustado a los compañeros que ha tenido y como pocos ha aprendido a explotar las debilidades de sus rivales”. Tanto, que es capaz de jugarse el prestigio con una aventura que no necesitaba emprender a estas alturas de su vida.

Estadísticas incomparables

Con los Patriotas disputó veinte temporadas y en nueve de ellas llegó al Superbowl. Fue campeón en 2002, 2004, 2005, 2015, 2017 y 2019; perdió en 2008, 2012 y 2018.

Físicamente es un portento, debido a que sigue una estricta dieta (sin gluten, azúcares refinados, soja ni alimentos procesados) y un riguroso plan de entrenamiento (cuatro horas diarias de ejercicio sin pesas, dos o tres de video, mínimo una de trabajo mental y otra más de perfeccionamiento técnico).

Tiene 42 años, pero no se duerme en los laureles, se actualiza. Y se sabe motivar. Las derrotas, como la de 2018 contra las Águilas de Filadelfia, lo han hecho crecer y sus grandes rivales, el más destacado Peyton Manning, lo han ayudado a superarse.

En su carrera, Brady ha conseguido 541 pases para touchdown y 6.367 completados. Es el mariscal más ganador de la historia y el más veterano en una final. “No tiene un gran brazo, pero se deshace rápido del balón y sabe improvisar. Además es un buen estratega”, explica Álvaro Martín, para quien fue fundamental en su éxito la excelente relación que tuvo con el entrenador Bill Belichick, con quien construyó una de las franquicias más exitosas en la historia de este deporte.

Sin embargo, llegaron a un punto en el que los dos querían asumir el mando y definir el rumbo. Y el entrenador ganó, porque le negó a Brady el contrato multianual que quería y le ofreció uno por “apenas” US$13,5 millones, lo que podría pagarle hasta el peor de los equipos de la liga.

Aún así, en su despedida hubo solamente elogios de parte y parte. Como cualquier padre e hijo que pelean, saben que sus vidas y nos nombres estarán siempre ligados.

¿Seguirá hasta los 45?

“Tom Brady dijo que iba a jugar hasta los 45 años. Pensé que iba a parar ahora, porque una vez reconoció que su señora le pidió que se retirara antes de que lo retiraran, pero es una estrella y nunca se sabe”, explica Álvaro Martín.

Su esposa desde 2009 es nada menos que la supermodelo brasileña Gisele Bundchen, con la que tiene tres hijos y una fortuna superior a los US$600 millones.

Esa cifra deja claro que Tom Brady ya no juega por la plata. Lo hace por la gloria, que es la mejor motivación para continuar. “Siempre salgo a ganar, como lo hacen los verdaderos competidores. Me halaga mucho que me comparen con las grandes leyendas del deporte, aunque no creo tener nada especial, además de una mentalidad ganadora y mucha confianza en mi trabajo”.

Tanta fe se tiene, que asegura que “muchas personas que han sido bendecidas con talento no siempre lo desarrollan; otros, como yo, no fuimos tan afortunados, pero somos más competitivos y tenemos un corazón más grande. No me gusta que la gente crea que mi vida ha sido fácil, porque he trabajado duro. Tengo la certeza de que cada uno se labra su futuro y es responsable por lo que le pasa. Claro, se necesita suerte y yo he tenido mucha, pero cuanto más duro he trabajado, más suerte he tenido”.

Su nombre, en un país de tradición deportiva, será recordado por muchas generaciones gracias también a su terquedad. Esa por la que en la universidad nos les hizo caso a los entrenadores que le recomendaron cambiar de actividad y siguió persiguiendo su sueño, el de ser simplemente un jugador profesional de fútbol americano. Y esa que ahora lo saca de la lista de figuras que defendieron un solo equipo en su carrera, como Dan Marino, Magic Johnson, Derek Jeter, Larry Bird, Ryan Giggs, Francesco Totti, Paolo Maldini o Kobe Bryant, para jugarse el pellejo y comenzar de cero en otro club. Veremos si la leyenda de Tom Brady continúa.

 

909933

2020-03-18T17:11:00-05:00

article

2020-03-18T17:16:18-05:00

[email protected]

none

LUIS GUILLERMO ORDÓÑEZ

Otros Deportes

Tom Brady, la leyenda continúa

31

7550

7581

1