Entrevista

“Una medalla es algo muy lejano”: Pedro Causil

El patinador colombiano tendrá su debut en unos Juegos Olímpicos de Invierno hoy, a las 7:00 a.m., en la prueba de 500 metros.

Pedro Causil en uno de sus entrenamientos previos a los Juegos Olímpicos de Invierno. / Cortesía

Luego de cuatro años trabajando, acostumbrándose a las cuchillas, al hielo, a modificar la técnica para ser más aerodinámico, a caerse y levantarse varias veces, Pedro Causil, el cartagenero de nacimiento que vivió en San Andrés pero se crió en Medellín, logró el primer objetivo por el que dejó las ruedas: clasificarse a unos Juegos Olímpicos.

Aprendió a patinar en la pista del aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de la isla colombiana y logró el tiquete a las justas en el clasificatorio que se llevó a cabo en Calgary (Canadá). Primero en la prueba de los 500 metros lanzados, con un tiempo de 34 segundos y 92 centésimas. Y luego en los 1.000 metros, al detener el reloj en 1 minuto, 8 segundos y 83 milésimas. Su sueño se cumplió, valió la pena dejar la gloria sobre ruedas para dar un paso más allá y poder participar en unas justas, ya que el patinaje de ruta aún no es un deporte olímpico.

A pocas horas de debutar en los Juegos de Pyeongchang 2018, Pedro Causil habló con El Espectador sobre este nuevo reto, sus opciones y su sueños a largo plazo.

¿Por qué tomó la decisión de cambiar las ruedas por las cuchillas?

Ya había ganado todo en ruedas, estaba buscando un reto para mi carrera deportiva y lo encontré en el patinaje sobre hielo. Había probado esto en un par de ocasiones y me había quedado la espina. Realmente llegó un momento en el que no me quedaba motivación en las ruedas y decidí dar el salto.

¿Cómo ha sido el cambio?

Desde el principio ha sido muy complicado patinar en hielo, empezando por la técnica. El grupo de músculos básicos que estamos acostumbrados a usar en ruedas es muy distinto. Ya después de tanto tiempo estoy más acostumbrado, pero todavía falta mucho camino para poder patinar perfecto.

¿Qué cree que le falta?

Mejorar mucho la recta y la posición del cuerpo, me tengo que acostumbrar más. Toda la vida soy mejor patinando sobre ruedas que sobre hielo, pero vamos poco a poco creciendo.

¿Cómo fue su preparación para estas justas?

Todo estuvo enfocado en la recuperación y el entrenamiento. Llegaba a la pista a las 8 de la mañana y regresaba a la casa entre 11:30 y 12. A las 3:00 volvía a ponerme los patines como hasta las 5. Llegaba a hacer la comida y a descansar lo más que podía. No hice nada que no fuera patinaje.

¿Cómo fueron los entrenamientos?

Hubo días en los que patinaba y también por la tarde me tocaba hacer gimnasio. A veces sólo spinning y trabajos aeróbicos. Intenté varias para romper la monotonía.

¿Tiene la idea de mejorar los tiempos con los que se clasificó a los Juegos Olímpicos?

Obviamente trabajé para mejorarlos. Lo que pasa es que las pistas de Calgary y de Salt Lake están en la altura, por ende, son mucho más rápidas. En Corea, la altura es menor, entonces va a ser más complicado. Digamos que la marca personal forma parte de mi objetivo, pero no estoy pensando tanto en eso porque sabemos que es mucho más duro acá.

¿La victoria se ve muy lejana?

La verdad, pensar en una medalla es algo que se ve muy lejano. Esa es una realidad que no puedo ocultar. Lo mío por ahora será quedar lo más alto que pueda en la tabla, pero en este momento no estoy pensando en estar en el podio. Llegar hasta acá ya ha sido mucho para mí.

¿De dónde sacó los recursos para su entrenamiento y el viaje a Corea?

Al principio comencé con mis propios recursos, incluso viajé un par de veces a entrenarme en Holanda por mi cuenta. Después de un tiempo, durante 2016 y 2017, la Federación de Patinaje empezó a hacerse cargo de las cosas más costosas en Estados Unidos y nosotros costeábamos la otra parte. Después nos dieron todo y sólo nos tocaba entrenar.

¿Cuáles son sus planes después de estos Juegos Olímpicos?

Esa respuesta no la tengo todavía. Yo sólo seguiría en la disciplina si en estos Juegos veo la posibilidad de pelear una medalla en los próximos cuatro años. Por volver a clasificar no me voy a quedar, porque ya eso lo hice. Por ahora, mi idea es volver a las ruedas. Después de tres años lo he empezado a extrañar y quiero volver a disfrutármela.

Si quiere conocer más sobre el deporte en Colombia, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook 

 

 

últimas noticias