Wings For Life reunió a más de 155.000 corredores en 23 ciudades

Desde Colombia, especialmente en Bogotá y Medellín, se sintió el apoyo a las personas que padecen lesiones en la médula espinal. Guadalajara, sede principal del evento, fue donde más corredores se presentaron.

Wings For Life World Run realizó su cuarta edición en Guadalajara, México. Cortesía Red Bull

Con total éxito se cumplió este domingo la cuarta versión de la carrera atlética Wings For Life World Run, que este año reunió a 155.288 personas de 23 ciudades del mundo, entre esas Bogotá y Medellín.  En Guadalajara, México, se vivió la mayor concentración de corredores de América Latina con más de 2.500 personas.

Este año, por Colombia compitió el triatleta Felipe Rodríguez, séptimo en la edición pasada que se desarrolló en Lima, Perú, sin emabrgo, no pudo tener una destacable actución por una lesión y, finalmente, fue superado por el Mitsubishi Outlander.

"Para mí es un orgullo representar a Colombia en una carrera tan grande como Wings For Life, sobre todo por lo que significa la causa social, pues para un deportista de alto rendimiento esta es la mejor manera de regresar lo que el deporte nos ha dado, por eso más allá del resultado queremos impulsar esta iniciativa para que se siga realizando y que muchas más personas se unan a esta causa y que en algún año pueda llegar a Colombia", aseguró  Rodríguez luego de la carrera. 

Para esta edición, el Mitsubitshi Outlander ingresó a la vía cuando la carrera llevaba 30 minutos de competencia y con una velocidad constante fue eliminando a quienes se dejaron alcanzar. 

Los más de 155.000 atletas rompieron el récord de participación en las cuatro ediciones de Wings For Life World Run, ya que hasta el año pasado, en las tres ediciones anteriores la cifra era de 263.677 personas en más de 40 locaciones. 

Además, este año la carrera vivió dos acompañamientos satélites en Colombia, con dos grupos de corredores que salieron a trotar desde las 6:00 de la mañana en Bogotá y Medellín, donde el lote de atletas fue liderado por el motociclista especializado en freestyle, Tatán Mejía.

Esta carrera busca recolectar fondos para la investigación de una cura para las lesiones de la médula espinal, presenta un formato diferente.

 

últimas noticias

Nuestro futuro olímpico está asegurado

A un gran salto, una gran foto