Yuberjen Martínez, oro en los Juegos Bolivarianos

El pugilista nacional venció por decisión unánime a peruano Isaac Herrera en la categoría hasta 49 kilogramos.

Yuberjen Martínez, campeón de los BolivarianosJuegos Bolivarianos

El coliseo de Gaira, a pocas cuadras del Rodadero, fue el epicentro de una noche de combates sin igual. Trece peleas y trece medallas de oro, que engalanaron la noche samaria. Los fanáticos colmaron el escenario y los que no alcanzaron a entrar buscaron un lugar en los árboles y en los tejados de las casas vecinas para tener la oportunidad de ver alguna pelea. Se quedaban hasta que el cuerpo aguantara la posición que tenían y luego llegaba otro para ocupar el lugar. Yuberjén Martínez fue la figura que se llevó todas las miradas y respondió con el oro.   

Golpes rápidos y certeros. La cara, el torso y los brazos del peruano Isaac Herrera fueron los puntos predilectos de Yuberjen Martínez. No se centró en ninguno picaba en uno, en otro y en otro para desgastar. Para que el rival flaqueara y no tuviera cómo responder. Y lo hizo. Martínez ganó por decisión unánime. Acabó con la resistencia del rival que solo duró un round, después lo dominó a placer hasta que lo venció.

Un Herrera sin técnica después del segundo asalto, sufrió los jabs de Yuberjen. Lo vio venirse como una locomotora y no pudo hacer nada para quitarse del camino. Se protegía la cara con insistencia para evitar que los puños llegaran allí, pero los brazos eran los que sufrían. Cuando se sentía agobiado movía los pies de lado a lado para escapar o lanzaba golpes en busca de la carne del rival, pero solo encontraba el viento. En una que otra ocasión se topaba con alguna parte del cuerpo de Martínez, pero sin fuerza para hacer daño.

El colombiano fue declarado ganador unánime. Los últimos dos asaltos los dominó a placer.  No le dejó opción a su rival. “Fue una pelea difícil al comienzo. El rival tenía una buna defensa, pero logré superarla y quedarme con la pelea”, dijo Yuberjén Martínez tras el combate. “Estoy feliz por la segunda medalla de oro bolivariana. Este triunfo se lo dedico al público hermoso de Santa Marta, a mis entrenadores y a todos los que me han apoyado”, afirmó el colombiano.

Ceiber Ávila también se coronó en boxeo

La rapidez que tiene en las piernas Yuberjen Martínez, también la tiene Ceiber Ávila. Son de pesos diferentes, pero se entrenan juntos. Los dos son muy amigos. En las concentraciones que realiza la Federación Colombiana de Boxeo en Bogotá, se la pasan de arriba para abajo, entre los dos se apoyan y hablan sobre sus fortalezas y debilidades. Ambos son boxeadores agiles y difíciles de conectar y cuando lanzan un golpe, lo hacen con la firme intención de conectar al rival.

En el segundo combate de la tarde en el coliseo de Gaira (en el Rodadero), Ceiber Ávila ganó por decisión unánime. También fue certero al momento de conectar golpes. Dominó la pelea contra el ecuatoriano Jean Caicedo. Lo hizo doblar las rodillas, lo dejó sin aliento. La defensa del ecuatoriano no fue suficiente para frenar los puños del nacido en San Pedro de Urabá, que le dio a Colombia la segunda medalla en una jornada de boxeo no apta para cardíacos.