"Apoyo del Estado al deporte universitario es escaso, casi nulo"

Funciona de manera eficiente, pero no como complemento de los programas de actividad física que promueve y financia el Estado.

Francisco Sandoval, voleibolista, entrenador y ahora dirigente.  /Óscar Pérez
Francisco Sandoval, voleibolista, entrenador y ahora dirigente. /Óscar Pérez

Durante los últimos 10 años, y particularmente en 2012, el deporte colombiano ha conseguido excelentes resultados, producto de la planificación y correcta ejecución de programas que buscan fomentar la actividad física y fortalecer el alto rendimiento.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. En ese Sistema Nacional del Deporte aparentemente sólido hay sectores que han sido descuidados y cuyo enorme potencial se está desperdiciando. De ellos, el más importante es el de las universidades, a las que el Estado no ha sabido vincular en su engranaje.

La página especializada en deporte College 360 (www.collegesports360.com) detalla las 282 medallas ganadas en los Juegos Olímpicos de Londres por atletas de diferentes países que han pasado por el deporte universitario norteamericano.

También explica la importancia que tienen las instituciones de educación superior en la formación integral de los deportistas justo entre los 16 y los 23 años, cuando se están consolidando como profesionales en sus diferentes disciplinas físicas.

Aquí, en cambio, ni siquiera se difunden los Juegos Universitarios Nacionales Costa Caribe, que comenzaron el miércoles en Cartagena, se trasladarán esta semana a Barranquilla y terminarán la próxima en Santa Marta.

Estas justas, organizadas por la Asociación Colombiana de Universidades, Ascun, reúnen a cerca de 3.500 estudiantes deportistas de 300 centros educativos, quienes pasaron por fases zonales y regionales antes de clasificar a las finales nacionales.

Pero a diferencia de los países desarrollados, donde el deporte universitario es la cima del alto rendimiento o el paso previo al profesionalismo, en Colombia se ha caracterizado por ser casi recreativo y se ha dedicado a la promoción y enseñanza de la actividad física.

Francisco Sandoval, director de Ascun Deportes Nacional y del Centro Javeriano de Formación Deportiva, explica el panorama del deporte universitario y reclama mayor atención a la educación física en escuelas y colegios, así como mayor articulación y coherencia en el Sistema Nacional del Deporte.

¿En qué está el deporte universitario en Colombia?

Se desarrolla de forma muy lenta. Estamos casi en lo mismo de los últimos 20 años, aunque se ha aumentado la cobertura en deportes como rugby, badmington, squash y ultimate. Tenemos unos eventos regionales y juegos nacionales que se realizan todos los años. Pero lo verdaderamente interesante del deporte universitario es su estructura, en el sentido de la oferta para los estudiantes y de cómo ha sido un proceso constante, funcionando con recursos brindados por las universidades, que ponen infraestructura física, talento humano y recursos para la logística. A pesar de los problemas, es el sistema deportivo más eficiente del país.

¿A quiénes congrega?

A unas 300 universidades divididas en seis regiones. En total, podemos tener cerca de 30.000 estudiantes que participan en algún programa serio de promoción deportiva en las instituciones.

Pero, ¿son deportistas o estudiantes?

Son estudiantes que practican deporte. Los deportistas de alto rendimiento se van del país porque consiguen mayor apoyo afuera. En las universidades recibimos la materia prima que se forma en los colegios y lo que hay en el sistema nacional del deporte, pero la realidad es que los muchachos llegan a estudiar, a formarse integralmente.

¿Hay programas de becas e incentivos para los atletas?

Sí, pero depende de cada institución. Hay unas 35 que brindan apoyos económicos. Muchas invierten en formación deportiva, como la Javeriana, que tiene entrenadores para todas las facultades y 120 cursos con asignaturas de deportes para unos 2.500 estudiantes. Hay unas 10 o 12 universidades muy comprometidas con el deporte en general y otras que apoyan determinadas disciplinas y ya.

¿Cómo más se les ayuda a los atletas de alto rendimiento?

Con un buen acompañamiento, con asesoría académica, pues no se trata de pasarlos, sino de facilitarles las cosas para que cumplan con sus deberes académicos. Flexibilizar horarios y dar permisos para viajes y competencias. Ayudarlos a que culminen su carrera y sean buenos profesionales.

¿Hay apoyo estatal?

Escaso, casi nulo. El presupuesto de Ascun Deportes para juegos zonales y regionales es de $2.500 millones al año. Gastamos 500 más en los nacionales. Al interior de las universidades se invierten unos $35.000 millones. Para 2012 el Estado nos dio como $700 millones.

¿Han tratado de imitar el modelo de las universidades estadounidenses?

Eso acá no se puede implementar, por la cultura, por las circunstancias económicas. En las regiones, las universidades son como los equipos profesionales de acá, tienen afición y manejan un modelo económico que les permite, con los ingresos del fútbol americano, el béisbol y el baloncesto, patrocinar las otras disciplinas. Lo que sí podemos imitar es su formalidad, su reglamentación, su excelencia.

¿Qué otras ayudas tienen las universidades acá?

Exenciones de impuestos, pero no por el deporte. Algunas alcaldías y departamentos ayudan a las universidades de su región, pero eso depende muchas veces de una persona, de algún contacto, pero no de una política estatal.

¿Le han hecho propuestas al Gobierno?

Ascun participó en el diseño del plan de desarrollo del deporte colombiano y una de las línea temática tiene que ver con el apoyo al deporte escolar, que debe ser un derecho tan importante como la educación y la salud. De hecho, los Juegos Intercolegiados han tenido mucha ayuda pública. El Estado insiste en patrocinar eventos, competencias, pero es indolente con la enseñanza y formación deportiva en los colegios, que es la base de todo, en donde se concentra la mayoría de la juventud y donde se puede masificar el deporte. ¿Cuántas horas hay de educación física a la semana y quiénes las dan?

¿El deporte universitario no es competitivo?

A las instituciones los muchachos llegan a formarse académicamente. Las universidades no son las responsables del alto rendimiento deportivo, aunque pueden aportar optimizando la última fase de su formación. Si el sistema no produce grandes atletas, nosotros no los podemos producir cuando ya tienen 18 años. Para las instituciones es prioritario hacer alfabetización deportiva, enseñanza y formación de base con 500 estudiantes, que dedicarse a uno solo, así sea excelente.

¿Hay deportistas de élite estudiando en Colombia?

Muy poquitos. Los que pueden se van sobre todo a Estados Unidos y Puerto Rico. Hay algunos que cursan programas académicos, pero realizan su actividad deportiva aparte.

Temas relacionados