Colombia alcanzó el centenar de medallas de oro en los Centroamericanos

México ganó los Juegos, seguido de Venezuela.

México finalizó la jornada del sábado en Mayagüez como campeón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe por décima vez, en una edición marcada por la ausencia de Cuba, que aprovechó Venezuela para experimentar un crecimiento sin precedentes y acabar en el segundo lugar del medallero.

A falta de un juego de medallas para acabar oficialmente los Juegos, el del fútbol femenino, México quedó en primera posición con 133 medallas de oro, 129 de plata y 122 de bronce, una cosecha que mejora el desempeño de Cartagena en 2006 pero no alcanza las aspiraciones que traían los mexicanos de llegar a 146 títulos.

México suma 26 oros más que en Colombia, una cantidad que se antoja escasa si se tiene en cuenta que Cuba dejó 138 metales dorados encima de la mesa para un nuevo campeón y que en San Salvador, en la última edición a la que no acudió la mayor de las Antillas, los mexicanos ganaron 146.

Ahora perdieron la natación ante Venezuela y el atletismo frente a Jamaica.

Venezuela, que durante parte de los Juegos encabezó el medallero logró un excepcional rendimiento en Puerto Rico y ha pasado de 49 oros en 2006 a 113 en Mayagüez.

El crecimiento ha sido, además, de calidad puesto que sumó más medallas en total, 321 frente a las 263 de los anteriores Juegos, pero disminuyó los bronces.

Destacada también la actuación de Colombia, que durante una semana monopolizó el liderato de la justa y acaba con 100 medallas de oro frente a las 72 de Cartagena.

Los juegos dejan también un balance positivo para los locales, que alcanzaron 48 metales dorados, frente a los 24 de la anterior edición, con destacadas actuaciones en boxeo y judo, además, del baloncesto donde llevó un equipo con jugadores NBA.

Otros países que se aprovecharon de la ausencia cubana fueron los dominicanos que han aumentado en nueve sus medallas de oro (31 en Mayagüez) y Guatemala, que casi triplicó las que obtuvo hace cuatro años, pasando de 5 a 14.

El arquero mexicano Juan Serrano se va de Puerto Rico como el máximo medallista con ocho preseas de oro, uno por delante de su compatriota y compañera de disciplina Aida Román, que se queda con el honor de ser la más laureada entre las mujeres con siete metales dorados.

Otro arquero, el salvadoreño Jorge Jiménez, logró siete medallas más, cuatro de ellas de oro, y alcanzó dos marcas excepcionales: la de máximo ganador de tiro con arco en la historia de los Juegos con 13 títulos y la de haberse convertido en el segundo máximo medallista de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

El salvadoreño llegó en Puerto Rico a 26 preseas, a sólo tres del tirador colombiano Bernardo Tobar.

De la piscina salieron otras importantes marcas como la de mexicana Nuria Diosdado, que logró seis de las siete medallas de oro de ese país en la disciplina de nado sincronizado.

También se destacó el venezolano Albert Subirats, monarca del natatorio con ocho metales, cinco de ellos de oro, mientras que su compatriota Andreína Pinto se quedó con cuatro títulos, los mismos que la jamaicana Alia Atkinson.

República Dominicana ganó el oro en béisbol por primera vez en 28 años; Venezuela y Colombia dominaron el ciclismo y el colombiano Jorge Giraldo arruinó la esperada fiesta local en gimnasia al adjudicarse cuatro oros.

México alcanzó diez oro en remo y otros seis en canotaje. Colombia disfrutó de un dominio apabullante en halterofilia y en patinaje de velocidad, con 25 y 18 títulos, respectivamente.

En el atletismo, Jamaica logró quince oros; Churandy Martina, de Antillas Holandesas, fue el más rápido en 100 y 200, y el mexicano Juan Luis Barrios ganó el 1.500 y el 5.000 rompiendo en esta última prueba un récord de 20 años, pero México se quedó sin oro en maratón por primera vez en dos décadas.

Eso fue lo más destacado de una competición marcada por el pobre nivel y que extrañó a Cuba, principalmente en las pruebas de campo, y al panameño Irving Saladino.

Puerto Rico, que nunca había pasado de dos medallas de oro en boxeo en un torneo de este tipo, alcanzó siete títulos en este, algunos muy controvertidos, para superar a Colombia con dos, mientras que México sólo pudo alcanzar uno.

República Dominicana ganó el voleibol y balonmano femenino a Puerto Rico, que, a su vez, le ganó el baloncesto.

El balonmano masculino fue para los dominicanos y en el voleibol de hombres Puerto Rico, en ambos casos con Venezuela como víctima.

Los juegos tuvieron también puntos oscuros, con cuatro casos positivos de dopaje -tres de ellos de deportistas puertorriqueños-, y una ceremonia de inauguración que debió ser aplaza tras ser boicoteada por un fuerte viento que tiró una de las torres de iluminación hiriendo a varias personas.