La llama sudamericana parte de Bolivia rumbo a Medellín

La antorcha de los IX Juegos Sudamericanos fue despedida en medio de un ritual andino precedido por Evo Morales.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y el alcalde de Medellín, Alonso Salazar, encendieron este martes en un ritual andino en el centro ceremonial de Tiahuanaco la antorcha de los IX Juegos de la Organización Deportiva Sudamericana (Odesur), que se disputarán en la capital antioqueña entre el 10 y 21 de marzo.

“Estamos despachando rumbo a Medellín la antorcha sudamericana en esta gran tarea de integración de nuestros pueblos mediante el deporte”, afirmó el presidente Morales tras entregar la tea a un atleta ataviado con un gorro y un poncho típico andino.

Previamente, un consejo de 'amautas' (sacerdotes indígenas) hizo una ofrenda a la Pachamama (Madre Tierra) en la que le pidieron permiso para que los juegos sudamericanos “se lleven adelante bien y pacíficamente”. El presidente boliviano destacó este acto como un “rito de integración de los pueblos sudamericanos mediante el deporte y del vivir bien”.

“Ustedes saben que el deporte es integración. Cuando empiezan las actividades deportivas y la competencia, nos olvidamos de nuestra pobreza, de los conflictos sociales y de nuestras diferencias ideológicas o programáticas, es deporte”, destacó Morales. El líder indígena, que deseó “mucha suerte” a los organizadores de los Juegos Odesur, reiteró su deseo de que la próxima edición del certamen se celebre en su país.

“Ojalá las nuevas autoridades de Sudamérica nos puedan conceder organizar los Juegos Sudamericanos en Bolivia. (Es el gran deseo que hemos planteado a los presidentes de manera pública”, afirmó. En este sentido, Morales recordó que La Paz debería haber albergado en 2006 la sede de estos juegos, pero no pudo hacerse por problemas sociales y políticos.

Por su parte, el alcalde de Medellín, Alonso Salazar, dijo sentirse orgulloso de encender la llama sudamericana en Tiahuanaco, un “lugar histórico de la historia de Bolivia y para los juegos Sudamericanos”. “Con esta llama llevo la hermandad de este pueblo inmenso aimara quechua mestizo para que sea el símbolo de la fraternidad que han de tener los Juegos Sudamericanos de Medellín que realizaremos desde el 19”, aseguró.

Según los organizadores, está previsto que la llama sudamericana llegue esta tarde a La Paz desde donde se trasladará a Medellín, sede de los Juegos Odesur 2010.

Temas relacionados